El supuesto hijo de 'El Chapo': "Van a pagar uno por uno"

Una de las declaraciones en Twitter de los supuestos hijos del narcotraficante 'El Chapo' Guzmán.
Una de las declaraciones en Twitter de los supuestos hijos del narcotraficante 'El Chapo' Guzmán.
TWITTER

Los supuestos hijos de 'El Chapo' Guzmán han prometido venganza a través de las redes sociales tras su captura la madrugada de este sábado en un hotel de Mazatlán (Sinaloa).

Mi padre será lo que sea, pero nadie va ayudar como mi padre ayudaba, yo voy a cobrar a los que deben

"Mi padre será lo que sea, pero nadie va ayudar como mi padre ayudaba, yo voy a cobrar a los que deben y van a pagar uno por uno", aseguró Alfredo Guzmán a través de su cuenta Twitter.

El supuesto hijo del líder del cártel de Sinaloa señalaba que se sentía triste por la detención: "No niego que he llorado, también los hombres lloramos por lo que más amamos, Dios te bendiga padre", indicaba.

El otro supuesto hijo de 'El Chapo', Iván Guzmán, también tuvo unas palabra en Twitter en relación a la detención del narcotraficante más buscado del mundo: "Aquí llevándome la verga, a mí me van a pagar con creces esos perros que le pusieron una mano encima a mi padre".

Además, éste último subrayó que estaba esperando indicaciones para actuar: "Hay que esperar órdenes, un fuerte abrazo a mi padre" dijo Iván Guzmán.

Su vida de lujo, en las redes

No es la primera vez que las palabras de los supuestos hijos del poderoso narcotraficante de Sinaloa tienen gran repercusión.

Las cuentas de Twitter y Facebook de supuestos hijos de los narcotraficantes Joaquín "Chapo" Guzmán y de Ismael "El Mayo" Zambada, a quien consideran el número dos del cártel del Pacifíco, han publicado en más de una ocasión fotografías de sus posesiones, automóviles, armas y animales, así como de sus actividades.

Declaraciones de fuentes de la Procuraduría General de la República (PGR) inclusos consideraron que las fotos y conversaciones publicadas únicamente tienen valor de "indicio" y podrían ser consideradas como una prueba mientras la Fiscalía comprueba su autenticidad.