Obama condena desde México la crisis en Ucrania: "La violencia no es un camino"

  • El presidente dice que Estados Unidos respetará el proceso de transición política.
  • Obama está en el país para la cumbre de presidentes de Norteamérica.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama,ha condenado desde México la situación de crisis política que se vive en Ucrania, donde los enfrentamientos entre policías y manifestantes ya han dejado varios muertos. "Queremos respetar el proceso de transición política y de paz para Ucrania".

Habrá consecuencias si la gente sobrepasa la línea"Se requiere que la oposición y la gente que se ha lanzado a la calle  reconozca que la violencia no es un camino", ha dicho Obama, que ha comparecido ante la prensa acompañado de su homólogo mexicano, Enrique Peña Nieto.

El mandatario estadounidense se ha reunido con Peña Nieto en el Palacio de Gobierno de Toluca, en donde están citados para la Cumbre de Presidentes de América del Norte, que incluye al primer ministro de Canadá, Stephen Harper.

Obama dijo que Estados Unidos está siguiendo "muy de cerca" la situación en Ucrania y coincide con sus socios europeos y la comunidad internacional en que "habrá consecuencias si la gente sobrepasa la línea".

Condena "dura"

"Eso incluye asegurarse de que los militares de Ucrania no se involucran en lo que debería ser una serie de temas que pueden ser resueltos por los civiles", afirmó el presidente estadounidense.

Esperamos que el Gobierno muestre moderación y no recurra a la violencia"Estados Unidos condena en los más duros términos la violencia" que se está registrando en Ucrania, dijo Obama en una breve declaración nada más llegar al Palacio de Gobierno de Toluca. "Pero consideramos al Gobierno de Ucrania como el primer responsable de asegurarse de que se actúe frente a los manifestantes pacíficos de una forma apropiada, que el pueblo de Ucrania sea capaz de reunirse y hablar libremente sobre sus intereses sin temor a la represión", añadió.

"Esperamos que el Gobierno ucraniano muestre moderación y no recurra a la violencia" frente a las protestas pacíficas, insistió Obama, a la vez que confió en que los manifestantes "sigan siendo pacíficos".

Obama dijo que Estados Unidos está siguiendo "muy de cerca" la situación en Ucrania y coincide con sus socios europeos y la comunidad internacional en que "habrá consecuencias si la gente sobrepasa la línea".
"Eso incluye asegurarse de que los militares de Ucrania no se involucran en lo que debería ser una serie de temas que pueden ser resueltos por los civiles", afirmó el presidente estadounidense.
"Estados Unidos condena en los más duros términos la violencia" que se está registrando en Ucrania, dijo Obama en una breve declaración nada más llegar al Palacio de Gobierno de Toluca, ciudad donde se lleva a cabo la cumbre de América del Norte.
También señaló que junto con Europa y el Gobierno y la oposición de Ucrania se está intentando buscar un final a la violencia.
"Pero consideramos al Gobierno de Ucrania como el primer responsable de asegurarse de que se actúe frente a los manifestantes pacíficos de una forma apropiada, que el pueblo de Ucrania sea capaz de reunirse y hablar libremente sobre sus intereses sin temor a la represión", añadió.
"Esperamos que el Gobierno ucraniano muestre moderación y no recurra a la violencia" frente a las protestas pacíficas, insistió Obama, a la vez que confió en que los manifestantes "sigan siendo pacíficos".
Asimismo, el gobernante estadounidense señaló que la Casa Blanca seguirá abordando este tema "con todas las partes del conflicto".
"Fundamentalmente, nuestro interés es asegurarnos de que el pueblo de Ucrania pueda expresar sus propios anhelos y creemos que una gran mayoría de los ucranianos está interesada en una integración con Europa", apuntó.
"Pero independientemente de cómo define su propio futuro el pueblo ucraniano, es importante que el pueblo mismo adopte esas decisiones, y eso es lo que Estados Unidos continuará esforzándose para que se logre", añadió. EFE