Javier Villarreal, extesorero de Moreira en Coahuila, comparece ante un juez federal

  • Se le mantendrá retenido sin derecho a fianza
  • No se ha fijado ninguna nueva fecha para continuar el proceso.
  • Se entregó voluntariamente a las autoridades estadounidenses.
Una imagen de archivo de un preso en su celda.
Una imagen de archivo de un preso en su celda.
ARCHIVO

El ex tesorero del norteño estado mexicano de Coahuila, Héctor Javier Villarreal Hernández, compareció este jueves ante un juez federal en San Antonio, Texas, para ser instruido de cargos por su supuesta participación en una conspiración para lavar dinero.

Villarreal renunció a su derecho de sostener una audiencia de detención En su comparecencia ante el juez Henry Bemporad, Villarreal renunció a su derecho de sostener una audiencia de detención, por lo que se le mantendrá retenido sin derecho a fianza, informó Darely Fields, vocero de la Oficina del Procurador Federal para el Oeste de Texas.

La audiencia de este jueves concluyó sin que se fijara hasta ahora ninguna nueva fecha para continuar el proceso contra el exfuncionario mexicano.

Villarreal, de 43 años, se entregó voluntariamente a las autoridades estadounidenses la víspera, en uno de los cruces internacionales de la frontera de El Paso, confirmó Fields.

Delitos

En noviembre pasado, Villarreal junto, con el exgobernador interino de Coahuila, Jorge Juan Torres López, fue acusado formalmente ante una corte federal de delitos financieros.

De ser declarado culpable, Villarreal podría enfrentar una pena de hasta 20 años de cárcel La acusación señala que desde 2008, Villarreal y otras personas realizaron "transacciones financieras relacionadas con el producto de una actividad ilegal".

La acusación establece además que, como parte del esquema, el acusado transfirió fondos dentro y fuera de Estados Unidos con el fin de ocultar y disfrazar la naturaleza, el origen y la propiedad de los fondos procedentes de actividades delictivas.

De acuerdo con la Oficina del Procurador Federal, de ser declarado culpable, Villarreal podría enfrentar una pena de hasta 20 años de cárcel.

Villarreal era buscado desde hace dos años, luego que autoridades federales y del estado de Texas presentaran ante distintas cortes demandas para decomisarle millones de dólares en cuentas bancarias y propiedades, relacionadas con delitos de lavado de dinero.