Menos de 50% de la tierra disponible en el país se cultiva permanente

El uso de paquetes tecnológicos en la agricultura es fundamental en México, porque cerca de 13 por ciento de la superficie del territorio nacional está disponible para cultivo, pero sólo 6.0 por...

El uso de paquetes tecnológicos en la agricultura es fundamental en México, porque cerca de 13 por ciento de la superficie del territorio nacional está disponible para cultivo, pero sólo 6.0 por ciento es cultivada permanente, afirmó la directora de Asuntos Corporativos de Syngenta México, Patricia Toledo.

Por ello destacó la importancia de aplicar la tecnología en el sector que en la práctica permite incrementar la productividad de los cultivos hasta en más de 300 por ciento.

"La mayoría de tierra son cultivos básicos para la subsistencia y son pocos mecanizados como es el caso del maíz, sorgo y vegetales, por lo que existe un alto potencial para producir alimentos internamente de introducir tecnologías", aseguró Toledo.

Lo anterior, previo a un recorrido por la planta de Syngenta ubicada en la entidad destinada a la producción, formulación y distribución de productos para la protección de cultivos.

Patricia Toledo destacó que en cien hectáreas de referencia donde Syngenta aplicó los paquetes tecnológicos, de 2014 a 2015 se registraron importantes incrementos en la productividad de diversos cultivos.

En el caso de jitomate, la productividad aumentó 98 por ciento, para la caña fue de 18 por ciento, del maíz 330 por ciento y de la papa 10 por ciento.

Mencionó que otros casos más de éxito que se registraron en un periodo entre tres y cinco años con los paquetes tecnológicos (uso de semilla híbrida y convencional; capacitación y productos para la protección de cultivos) son el de productores de café que duplicaron su ingreso, mientras que en el caso del girasol, la reconversión de áreas también permitió el incremento de ingresos de los productores.

Otro caso en ese mismo lapso de referencia es el de la cebada donde la tecnología brindó la oportunidad a productores de incrementar el rendimiento y calidad de sus cultivos y reducir riesgos climáticos.

En tanto que en el caso del frijol, en el mismo periodo, promedio, el aumento en rendimiento fue de 300 kilos por hectárea y de 400 por ciento de utilidad tan sólo con un cambio tecnológico.

En el caso del maíz, se obtuvo 25 por ciento más de productividad, la rentabilidad aumentó 59 por ciento y hubo mejor administración de riesgo.

En este contexto, Toledo destacó la alianza de Syngenta con el Centro Internacional para el Mejoramiento de Maíz y Trigo y la Asociación Nacional de Agricultores de Conservación que de 2014 a la fecha años logró efectos positivos en 485 mil 210 productores a través de la conservación de suelos.

Por otra parte, Patricia Toledo refirió que de acuerdo con un estudio de impacto socioeconómico realizado con 400 agricultores de maíz en Chiapas y Oaxaca, durante el primer bimestre de este año y gracias a la acompañamiento tecnológico y de capacitación con Syngenta, se logró obtener 35 por ciento de mayor efectividad en los cultivos.

Asimismo 20 por ciento en reducción de costos y 75 por ciento de mejoramiento en ingresos para los pequeños agricultores.

Por su parte, el gerente de Asuntos Corporativos de Syngenta LATAM, José Antonio Ysambety, destacó que la empresa invierte anualmente a nivel global, en promedio, más de mil 400 millones de dólares en investigación y desarrollo.

Señaló que al cierre de 2015, Syngenta registró ventas por 13 mil 400 millones de dólares.