Kuwait da 15 días a negociadores de Yemen para lograr acuerdo de paz

Autoridades de Kuwait dieron hoy un plazo de 15 días a los representantes del gobierno de Yemen y de los rebeldes houtis para alcanzar un acuerdo de paz o tendrán que salir del país, pues llevan tres...

Autoridades de Kuwait dieron hoy un plazo de 15 días a los representantes del gobierno de Yemen y de los rebeldes houtis para alcanzar un acuerdo de paz o tendrán que salir del país, pues llevan tres meses de conversaciones sin avances.

Kuwait ha sido sede de las negociaciones que mantienen las partes yemeníes en conflicto con la mediación de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), pero ninguna de ellas ha cedido en sus posturas y así el diálogo podría extenderse de manera indefinida.

“Hemos dado 15 días a las partes en conversaciones para resolver todos los asuntos”, declaró el viceministro de Asuntos Exteriores de Kuwait, Khalid Al Jarallah, al canal árabe de noticias Al Arabiya con base en Dubai.

Afirmó que Kuwait ya ha alojado las conversaciones durante un tiempo suficiente, por lo que advirtió que si en ese plazo no se han puesto de acuerdo “nuestros hermanos tendrán que disculparnos si no podemos continuar albergando” las negociaciones.

El diálogo de paz entre el gobierno yemení, respaldado por una coalición árabe liderada por Arabia Saudita, y los rebeldes houtis, que tienen el apoyo de Irán, comenzó hace tres meses y después de una suspensión de 15 días se reanudó el pasado sábado.

Refirió que desde el principio Kuwait ha sido el anfitrión de las negociaciones y acordaron entonces que se llevarían a cabo dentro de un calendario, pero ya fue “suficiente”.

La agencia de noticias de Kuwait, KUNA, informó que este jueves el ministro yemení de Asuntos Exteriores, Shaikh Sabah Khalid Al Hamad Al Sabah, reiteró al enviado especial de la ONU para Yemen, Esmail Uld Shaikh Ahmad, el apoyo de Kuwait a sus esfuerzos de paz.

Uld Shaikh Ahmad, por su parte, también mantuvo reuniones con delegaciones del movimiento Ansar Allah y Congreso General del Pueblo, así como con la delegación del gobierno de Yemen en el marco de las conversaciones de paz.

Al reanudarse las negociaciones el pasado sábado, el enviado especial dijo las conversaciones durarían dos semanas, alentando a las partes a tomar decisiones y demostrar sus verdaderas intenciones y responsabilidades hacia los yemeníes.

Advirtió que estas podrían ser la última oportunidad de paz para Yemen, país que ha permanecido sumido en el caos desde 2014 cuando el asecho de los rebeldes en la capital Saná, obligó al presidente Abd Rabbah Mansur Hadi a huir a la ciudad de Adén.

Más tarde, el avance de los houtis llevó al líder yemení a exiliarse en Arabia Saudita, lo que creó un vacío de poder y una situación de extrema inseguridad en Yemen, que ha sido aprovechado por grupos extremistas como la red Al Qaeda y el yihadista Estado Islámico (EI).

Desde marzo de 2015, una coalición de nueve países árabes, liderada por Arabia Saudita, impulsa una ofensiva militar contra la milicia houthi, para tratar de restablecer al presidente Hadi en el poder.

Desde entonces, más de seis mil 400 personas han muerto en Yemen y otras 2.8 millones han sido desplazadas, mientras que más de 80 por ciento de la población necesita urgentemente ayuda humanitaria, de acuerdo con cifras de la ONU.