Banamex gana más de 10 mil millones de pesos en primer semestre del añ

En el primer semestre de 2016, Grupo Financiero Banamex reportó una utilidad neta de 10 mil 279 millones de pesos, cifra que implicó una disminución de 10 por ciento en comparación con el mismo...

En el primer semestre de 2016, Grupo Financiero Banamex reportó una utilidad neta de 10 mil 279 millones de pesos, cifra que implicó una disminución de 10 por ciento en comparación con el mismo periodo del año pasado, debido a un ingreso no recurrente que derivó de la venta de su negocio de terminales punto de venta (negocio adquiriente), pero de eliminar dicho factor, habría obtenido un aumento de 11 por ciento.

El director general del Grupo Financiero Banamex, Ernesto Torres Cantú, detalló que tan solo en el segundo trimestre de este año, la institución reportó una utilidad neta de cuatro mil 506 millones de pesos, lo que implicó una caída de 31 por ciento en comparación con el mismo periodo del año pasado, debido a que en dicho trimestre se tuvo el ingreso no recurrente, sin embargo, al excluirlo, tuvo un incremento en su ganancia de 2.0 por ciento a tasa anual.

En conferencia de prensa, el directivo destacó que la cartera comercial del grupo creció 14 por ciento en el segundo trimestre, con un aumento de 9.0 por ciento en tarjeta de crédito y de 20 por ciento en tarjeta de débito, lo que muestra un cambio importante en el uso de estos productos.

"La utilidad del primer semestre en términos recurrentes crece 11 por ciento con respecto al año pasado, los crecimientos de la cartera es de 14 por ciento, que es un importante crecimiento, prácticamente todos los rubros de las diferentes líneas de negocio que tenemos con nuestros clientes y ese dinamismo lo pretendemos continuar", dijo.

Aseguró que el crédito de nómina mostró un incremento de 19 por ciento en el periodo, mientras que los créditos personales se elevaron 3.0 por ciento; en tanto, el financiamiento a pequeñas y medianas empresas aumentó 28 por ciento y "esperamos que siga creciendo", lo mismo que el hipotecario.

Torres Cantú también destacó el crecimiento en comercio electrónico donde en tarjetas de crédito superó los nueve millones de transacciones, con montos de 16 mil 500 millones de pesos, en tanto, con tarjetas de débito tuvo 5.7 millones de transacciones por tres mil 800 millones de pesos.

Resaltó que el comercio electrónico es una tendencia hacia delante y por ello, el grupo financiero continuará invirtiendo de forma importante en la parte digital, en donde ya preparan su aplicaciones móviles estados de cuentas dinámicos, entre otras herramientas.

El directivo abundó que mantiene su plan de inversión de dos mil millones de dólares que anunció en 2014 para cuatro años, el cual se va ejerciendo en tiempo y forma, y parte de esos recursos se destinarán en la segunda mitad del año a crecer en mil 500 la red de cajeros permanentes. Además se harán inversiones para la remodelación de 100 sucursales, para que al cierre de 2017 se tengan 200 sucursales digitales.

"Pretendemos continuar las inversiones en digital, de infraestructura, en móvil y todo es con un objetivo simple mejorar cada vez más la experiencia del cliente con el banco, ese es el último objetivo de las inversiones que estamos haciendo", puntualizó.

Respecto al impacto que tendrá en los productos financieros el alza en las tasas de interés del Banco de México, Torres Cantú indicó que hasta ahora el banco mantiene sus tasas en créditos hipotecarios, que son fijas durante el plazo del préstamo, y también negó un impacto en los créditos personales porque las tasas son fijas.

Respecto a la tarjeta de crédito que se mueve en función de la Tasa de Interés Interbancario de Equilibrio (TIIE), indicó que sí se espera un movimiento de medio punto porcentual.