Estudiantes crean nueva técnica para potabilizar agua en Tabasco

Un grupo de estudiantes del Instituto Tecnológico de Villahermosa (ITVH), en Tabasco, desarrollaron una miniplanta potabilizadora de agua de bajo costo para usarse en las zonas rurales.En el estado...

Un grupo de estudiantes del Instituto Tecnológico de Villahermosa (ITVH), en Tabasco, desarrollaron una miniplanta potabilizadora de agua de bajo costo para usarse en las zonas rurales.

En el estado existen muchas poblaciones alejadas de las comunidades rurales, conocidas como cabeceras municipales, que no cuentan con el servicio de agua potable, por lo que el líquido que consumen lo extraen de ríos, arroyos, lagunas, pozos, entre otros, indicaron los estudiantes.

Por ello, los jóvenes decidieron construir una planta potabilizadora de aguas rurales que se pueda transportar a las diferentes comunidades, y que es posible construir con materiales de bajo costo y de uso doméstico.

La miniplanta tiene cuatro cubetas de plástico, cinco metros de madera de media pulgada, una válvula de plástico y ocho listones de madera, detallaron los estudiantes.

El prototipo contempla el abastecimiento para 50 personas y utiliza un método químico que requiere de coagulantes, floculantes y cloro para purificar el agua que cumpla con la norma NOM-127-SSA1-1994.

Para asegurar la calidad del agua, los estudiantes evaluaron las condiciones de operación de la planta de tratamiento de aguas rurales, por medio de análisis fisicoquímicos y microbiológicos.

La hipótesis del proyecto plantea que la planta potabilizadora móvil resolverá el problema de la escasez de agua potable en las zonas marginadas de Tabasco, apoyada del análisis de la fuente de agua dulce más cercana y la capacitación de los habitantes del lugar.

Para comprobarlo, los estudiantes ubicaron las áreas a muestrear en la región, después buscaron una sensibilización con los habitantes del lugar para familiarizarlos con el tema.

El proceso de potabilización consiste en almacenar el agua que será tratada, aplicar una precloración para bajar la carga bacteriana y oxidar primero un porcentaje de materia.

El estudiante Ángel Mario Lemus Bonilla resaltó que los resultados fueron importantes, ya que no sólo se construyó una potabilizadora con materiales rústicos, sino que se concientizó a los habitantes de dichas comunidades sobre el tratamiento de las aguas.

“Se les enseñó a preparar los reactivos y cantidades para el tratamiento del agua, y se espera que con esto se logre disminuir las enfermedades gastrointestinales, además de dar una mejor calidad de vida a las personas que ahí residen”, resaltó Lemus Bonilla en una entrevista con la Agencia Informativa del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt).

El proyecto se presentó en la ExpoCiencias Latinoamericana el 30 de mayo en la ciudad de Mazatlán, Sinaloa, y fue seleccionado como uno de los mejores proyectos del año en la feria de ciencias, refirió le Agencia del Conacyt.