Banco Central Europeo mantiene tipos de interés en su mínimo histórico

El Consejo del Banco Central Europeo (BCE) decidió hoy mantener inalterables los tipos de interés en su mínimo histórico del 0.0 por ciento, un nivel en el que los situó en la reunión del marzo...

El Consejo del Banco Central Europeo (BCE) decidió hoy mantener inalterables los tipos de interés en su mínimo histórico del 0.0 por ciento, un nivel en el que los situó en la reunión del marzo pasado.

La entidad monetaria, reunida este jueves en Francfort, mantuvo además los tipos de depósito (el recorte que aplica a los bancos por dejar su dinero en las dependencias de Francfort) en -0.4 por ciento, en un nuevo intento de penalizar a las entidades que retengan su liquidez y no lo presten a familias y empresas.

El interés de las instituciones financieras se centra este día en la rueda de prensa que ofrecerá el presidente del BCE, Mario Draghi, quien dará a conocer las estrategias del Consejo de Gobierno para los tiempos venideros.

Uno de los temas medulares es la salida de Reino Unido de la Unión Europe (conocido como Brexit), una vez que los ciudadanos británicos lo decidieron en referéndum.

Así como la convulsa situación que vive Turquía, y los problemas de liquidez que afronta el sector bancario italiano centrarán buena parte de las preguntas de los periodistas, dado que afectan de forma directa a la situación económica de la eurozona y a los objetivos del BCE.

La entidad monetaria recalcó este jueves a través de un comunicado que espera que los tipos de interés oficiales se mantengan en los niveles actuales o incluso más bajos durante un período prolongado de tiempo.

En relación a las medidas de política monetaria no convencionales, el Consejo de Gobierno del BCE confirma que las compras de activos mensuales por valor de 80 mil millones de euros (88 mil millones de dólares) que viene realizando se extenderán como mínimo hasta marzo de 2017 o hasta que la inflación de la eurozona se encuentre en línea con el mandato de la institución.

El objetivo del Banco Central Europeo es mantener la estabilidad de precios en un nivel cercano pero inferior al 2.0 por ciento.