Investigación busca prevenir impacto de cambio climático en Oaxaca

El Centro Interdisciplinario de Investigación para el Desarrollo Integral Regional Unidad Oaxaca (CIIDIR) realiza un estudio para pronosticar las consecuencias del cambio climático en ecosistemas del...

El Centro Interdisciplinario de Investigación para el Desarrollo Integral Regional Unidad Oaxaca (CIIDIR) realiza un estudio para pronosticar las consecuencias del cambio climático en ecosistemas del estado.

La investigación se realiza en las regiones boscosas del estado de Oaxaca con el objetivo de estimar el efecto del cambio climático sobre parámetros ecológicos vulnerables, dijo el catedrático del CIIDIR, John Williams.

Partiendo de la información sobre el rango de condiciones ecológicas y biológicas de los ecosistemas de los últimos 50 años se podrá realizar una proyección a futuro de cómo será el clima y la situación vegetal en las zonas estudiadas, indicó el investigador.

La línea de investigación del doctor se rige bajo tres enfoques principales, el primero es el estudio de los patrones de diversidad que influyen en los ecosistemas, como el clima, especies animales, vegetales y cambio climático.

Otro de los enfoques relevantes es el estudio del ecosistema de selva seca en la costa de Oaxaca, lo cual permitió conocer los factores que favorecen a ciertas especies vegetales.

“El impacto o beneficio del proyecto consiste en identificar las zonas vulnerables y el tipo de vegetación, como el bosque mesófilo”, dijo Williams en una entrevista con la Agencia Informativa del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt).

“Conociendo sus características y tomando en cuenta las proyecciones se puede comparar con otros sitios con las mismas características”, apuntó.

El doctor comentó que a través de esta proyección se puede conocer a qué grado se va a reducir el espacio disponible para el ecosistema.

Según resultados de este estudio, en la franja sur de Oaxaca, que incluye las ciudades de Huatulco y Puerto Escondido, el clima se volverá más cálido y más seco, lo que provocará el desplazamiento de algunas especies vegetales a zonas con mayor altitud.

Sin embargo, el investigador comentó que debido a que es una región a nivel del mar, es probable que algunas especies se puedan perder al no poder hallar las condiciones necesarias para su supervivencia.

“Dentro de la proyección hemos señalado en categoría gris las especies vegetales cuyas condiciones climáticas no tienen precedente o no existe un referente bajo las mismas circunstancias naturales, por lo que no se sabe si estas especies vegetales podrían continuar o desaparecer”, señaló Williams.

La información de la investigación ayudará a salvaguardar las áreas naturales protegidas, pues se podrá prever el desplazamiento de especies vegetales y determinar áreas vulnerables; además de desarrollar estrategias de resguardo.

La Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp) tiene en resguardo 176 zonas a lo largo del país, cuyos ecosistemas no se alteraron de forma significativa por el hombre y que precisan ser restauradas o preservadas.

El impacto del cambio climático en las condiciones actuales de los hábitats pone en peligro el capital natural de México, por lo que la investigación desarrollada en el CIIDIR muestra un panorama de cómo estos cambios impactarán a los ecosistemas del estado.

El investigador aseveró que los estudios son cada vez más acertados, pues incluyen más variables en la toma de datos, lo que permite una mayor precisión comparado con modelos de cambio climático anteriores.

“Usar esta información paralelo a otros estudios permitirá establecer estrategias de conservación de áreas naturales protegidas y evitar que reduzcan su función, se podrán redoblar esfuerzos, como cambiar la demarcación de estas zonas adecuándose a los pronósticos de la proyección”, aseguró Williams.