Diputados de izquierda toman el Salón del Pleno de San Lázaro

  • Diputados del PRD toman la tribuna en el recinto legislativo.
  • La sesión la realizarán en el auditorio del edificio E, dentro de San Lázaro-
  • El Movimiento de Regeneración Nacional sigue con el cerco al palacio.
<p>Diputados de los partidos de la Revolución Democrática, del Trabajo y del Movimiento Ciudadano cerraron el salón de Plenos de la Cámara de Diputados para impedir la aprobación de la reforma energética.</p>
Diputados de los partidos de la Revolución Democrática, del Trabajo y del Movimiento Ciudadano cerraron el salón de Plenos de la Cámara de Diputados para impedir la aprobación de la reforma energética.
JORGE GONZALEZ / NOTIMEX

Diputados de los partidos de la Revolución Democrática, del Trabajo y del Movimiento Ciudadano cerraron el salón de Plenos de la Cámara de Diputados para impedir la aprobación de la minuta de reforma constitucional en materia energética.

Cerraron el salón por dentro De manera intempestiva los legisladores de estas tres fracciones parlamentarias cerraron el acceso al salón mientras los integrantes de la Junta de Coordinación Política (Jucopo) discutían la ruta a seguir para el análisis y posible aprobación de este documento.

Ante la protesta, los diputados sesionarán en una sede alterna. Se estima que a las 16:30 horas inicie la reunión en el auditorio del edificio E, ubicado dentro del Palacio legislativo de San Lázaro y que cuenta con capacidad de alrededor 400 asientos, informó el diario Reforma.

Legisladores de los partidos Revolucionario Institucional y Acción Nacional molestos declaraban que no es posible este tipo de actitudes en la Cámara de Diputados por parte de sus compañeros.

El inicio en la Cámara de Diputados, de la discusión de la minuta de la reforma energéticatenía varias horas de retraso este miércoles debido al cerco y bloqueo de integrantes del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) y a las protestas de los diputados del PRD, que han tomado la tribuna en San Lázaro.

Desde temprana hora llegaron los oponentes a la reforma energética, después de que la iniciativa fuera aprobada el Senado de la República.

La situación en San Lázaro es tensa, pues también resguardan el recinto legislativo numerosos elementos de la Policía Federal y de la Policía capitalina, para instrumentar la estrategia y permitir la entrada de los diputados para que sesionen.

Con dificultades, han ingresado a la Cámara baja unos 300 diputados, quienes han pasado lista de asistencia, como lo reporta el tablero del salón de plenos.

Trámite de los diputados

El trámite de urgente que podría darse a la minuta es que este mismo miércoles entre en primera lectura y se le dé la debida publicidad al publicarla en la Gaceta Parlamentaria, trámite que no se puede dispensar por ser reforma constitucional.

Sin embargo, sí se podría dispensar el trámite de segunda lectura y comenzar a debatir la controvertida reforma, para su posterior votación en la sesión de este miércoles que se espera comience por la tarde.

En la sesión también se pretende presentar y votar el dictamen de las leyes secundarias para regular la iniciativa ciudadana y la iniciativa preferente, documento consensuado por las tres principales fuerzas en San Lázaro (PRI, PAN y PRD).

Modificaciones constitucionales

La iniciativa modifica tres artículos constitucionales y contempla, entre otras cosas, la creación del Fondo Mexicano del Petróleo para la Estabilización y el Desarrollo, cuya atribución sería determinar la política de inversiones para los recursos de ahorro de largo plazo.

Otro punto relevante es que los representantes del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM) dejarán de formar parte del Consejo de Administraciónde la paraestatal Petróleos Mexicanos (Pemex).

La reforma implica permitir que el Estado celebre varios tipos de contratos con particulares para la extracción y explotación de hidrocarburos, que el pago a las empresas contratistas pueda hacerse mediante la entrega de energéticos y la creación del fondo para administrar los ingresos petroleros.