99 réplicas de animales de tamaño real bebiendo en un lago, la última obra de Cai Guo-Qiang

  • El veterano artista chino firma una instalación de 1.100 metros cuadrados.
  • La tranquila inmovilidad de los mamíferos (jirafas, pandas, tigres....) sólo contrasta con el leve hilo de agua que perturba la calma de la superficie del agua.
  • La Galería de Arte Moderno de Brisbane (Australia), que ha adquirido la pieza, exhibe algunas de las obras monumentales de Cai.
´Herencia´, obra del artista chino expuesta en Australia
´Herencia´, obra del artista chino expuesta en Australia
Cai Guo-Qiang - Photo: Natasha Harth - Queensland Art Gallery | Gallery of Modern Art

En Heritage (Herencia) 99 animales beben agua alrededor de un lago rodeado de arena blanca. En la pacífica reunión hay depredadores y presas; pero la tensión no existe: descansan y beben, se olvidan de la cadena alimentaria y de cualquier diferencia que los separe. La inmovilidad de pandas, jirafas, canguros, tigres y otros mamíferos sólo contrasta con el leve hilo de agua que perturba la calma de la superficie del bebedero.

La monumental instalación es una de las obras más recientes del artista chino Cai Guo-Qiang (Quanzhou, 1957), que se inspiró en su visita a Brown Lake, en la isla de North Stradbroke de Queensland (Australia). Percibió el impecable y lejano paisaje del lugar como el último de los paraísos y el trabajo refleja ese momento de solemnidad y paz que sólo la naturaleza puede regalar.

El GOMA, la Galería de Arte Moderno de Brisbane (Australia) —una ciudad a sólo 30 kilómetros de aquel paraíso terrenal— anuncia que adquirirá la pieza al mismo tiempo que inaugura Cai Guo-Qiang: Falling Back to Earth (Cai Guo-Qiang: Cayendo de nuevo a la Tierra), una exposición que hasta el 11 de mayo mostrará por primera vez en el país algunas de las instalaciones de mayor tamaño del autor.

99 lobos, un pabellón del té, un eucalipto de 31 metros...

Además del gran trabajo que ocupa 1.100 metros cuadrados, para el cual el museo ha tenido que crear un lago con 170 toneladas de agua, la muestra exhibe la famosa instalación en la que el artista chino creó 99 réplicas a tamaño natural de lobos. Los animales se alzan en un vuelo que termina cuando colisionan contra una plancha de cristal y crean una caótica ola. Cai simboliza el riesgo que se corre cuando una "energía colectiva" es "mal conducida" y se sigue a ciegas una ideología sin ser conscientes del posible desastre que eso puede acarrear.

La colisión de los lobos simboliza el riesgo de seguir a ciegas una ideologíaUn arbol de eucalipto de 31 metros (talado en un terreno destinado a la construcción de viviendas) suspendido a lo largo de la galería central del GOMA sirve al autor para crear un ambiente meditativo para el visitante. Invitando al espectador a sentarse y reflexionar sobre los trabajos de la exposición, el recorrido tiene también un Pabellón del té donde se proyecta un documental sobre el proceso técnico de creación de las obras al mismo tiempo que se puede degustar el té de la provincia de Fujian de la que procede el artista.