La compañía nacional de agua de Isarel, Mekorot, cortó el suministro de agua en amplías zona del norte de Cisjordania, dejando a decenas de miles de palestinos sin el vital líquido, denunció hoy el gobernador de Jenin, Ragheb al-Haj Hassan.

“La empresa israelí Mekorot ha cerrado las válvulas de suministro de agua en importantes zonas del norte de Cisjordania”, indicó el funcionario palestino, según reporte de la cadena árabe de noticias Al Bawaba.

Destacó que desde el comienzo del sagrado mes del Ramadan, el 1 de junio pasado la gobernación de Jenin, varias aldeas de la ciudad cisjordana de Nablús y Salfit, así como las aldeas circundantes carecen del servicio de agua.

“Mekorot opera los pozos de agua de Cisjordania y decide quien bebe agua y quién no”, destacó Al Haj Hassan y agregó que el suministro se cortó sin previo aviso, por lo que la población no pudo tomar precauciones para hacer frente a la escacez.

“Ha sido catastrófico en Jenin. Los residentes sufren en este clima caliente y en este tiempo de Ramadán", dijo el gobernador en referencia al sagrado mes de ayuno, en el que los fieles musulmanes suelen tener buenos actos, como una forma de reconciliación con Alá (Dios).

Al-Haj Hassan dijo que el corte ya ha sido reportado a la autoridad del Agua Palestina, que se supone puede actuar firmemente contra Mekorot para obligarla actuar justamente con los palestinos.

Indicó que Israel y sólo Israel es responsable del corte de agua y de no respetar los acuerdos para que la estatal Mekorot proporcione el líquido a las áreas norteñas de la Ribera Occidental y cubra la necesidades de agua de los palestinos.

El funcionario agregó que aunque es habitual que Israel cierre el agua a los territorios palestinos, esta es la primera vez que lo hace por varios días y sin avisar.

Para compensar el corte de agua, agregó, los palestinos han comprado garrafones satisfacer sus necesidades básicas, sin embargo esto es una gasto adicional, de unos 64 dólares, lo que representa una carga financiera para muchas familias que no pueden permitírselo.