• Ha pagado unos 22 millones de euros por cuatro viviendas que rodean la suya.
  • Los antiguos propietarios de esas casas siguen viviendo de alquiler allí.
  • Zuckerberg lo ha hecho tras conocer el plan de un constructor de comprar una de las propiedades próxima a la suya.