• El último dato de fallecidos ha sido facilitado por la Policía.
  • Otras 300 personas han muerto en la provincia de Samar.
  • Hay más de 4,4 millones de filipinos afectados por el temporal.
  • Entre el 70 y el 80% de las zonas afectadas por el tifón han quedado destruidas.