<p>Pagoda del tigre y el dragón en la localidad de Kaohsiung, al sur de Taiwán.</p>
  • Más allá de las etiquetas, Taiwán es mucho más que una fábrica de ordenadores.
  • Un destino que no defrauda a los amantes de la naturaleza y la gastronomía asiática.