El boxeador mexicano Gilberto Ramírez logró la quinta defensa del título supermediano de la Organización Mundial de Boxeo (OMB) al imponerse por decisión mayoritaria al estadounidense Jesse "Hollywood" Hart.

En el duelo estelar de la función que se realizó en el American Bank Center en Corpus Christi, Texas, el "Zurdo" Ramírez se impuso con tarjetas de 114-114, 115-113 y 115-113 luego de 12 rounds.

Hart llegó con ánimos de venganza luego de caer con Ramírez en septiembre de 2017, mientras que el mexicano quería repetirle la dosis e incluso acabarlo por nocaut para dejar en claro su superioridad, pero se encontró con un rival complicado.

El "Zurdo" lució mejor por momentos y conectó las mejores combinaciones, incluso salió decidido a todo en el último asalto y castigó de manera importante a su rival, que en los segundos finales apretó en busca de la sorpresa, pero al final la victoria fue para el mazatleco.

"Gané todos los asaltos. Le gané claramente otra vez", dijo Ramírez al término de la pelea, quien comentó que una molestia en el codo le impidió acabar antes del límite.

"Me lastimé el codo en el octavo asalto, pero si no me hubiera lastimado el codo, lo habría noqueado. Voy a subir a las 175 libras. Estoy listo para retar a (Oleksandr) Gvozdyk", campeón semipesado del Consejo Mundial de Boxeo (CMB).

Hart, por su parte, lamentó el revés pese al esfuerzo realizado en el ring, "hice todo lo posible para ganar esta pelea. Gilberto es un gran peleador y le tengo mucho respeto. Tuvo un gran último asalto, pero yo regresé para lastimarlo también".

En el combate coestelar, el invicto Arnold Barboza Jr. (20-0, 7 KOs) derrotó por decisión unánime a Manuel López, a quien castigó de manera intensa en el noveno y décimo asaltos, resultado que le permitió agenciarse el cetro superligero de la NABF.