El voleibol femenil mexicano echará mano de sus jugadoras “internacionales” para enfrentar los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Barranquilla 2018, en donde deberá superar a rivales como Cuba, República Dominicana y Puerto Rico.

El presidente de la Federación Mexicana de Voleibol, Jesús Perales, mencionó que la versión XXIII de la cita centro-caribeña será muy competida y por lo tanto cada uno de los cuadros participantes intentará brindarse en la cancha para subir al podio.

Detalló que por eso México ha comenzado a armar al cuadro femenil y además realizará las gestiones para contar con los servicios de aquellas jugadoras que militan en el extranjero.

Las jugadoras en el extranjero son Samantha Bricio (Italia), Jocelyn Urías  (Universidad de Washington), Patricia Valle (Universidad de Texas) y Sashiko Sanai (Universidad de California).

Definió que el entrenador Ricardo Naranjo tiene un equipo sólido y con experiencia para enfrentar el torneo, pero además a partir de este momento se comenzará con el proceso para buscar la clasificación a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

Previo a la competición colombiana, el conjunto nacional participará en la Copa Panamericana, el cual es clasificatorio para los Juegos Panamericanos de Lima 2019, a celebrarse en República Dominicana del 7 al 15 de julio venidero.

“Este torneo es relevante porque tenemos la posibilidad de calificar, es un evento importante porque además se contará con la asistencia de equipos como Argentina, Brasil, y los representativos del área NORCECA”, expresó.

Y desde luego, el Campeonato Mundial de Japón que se realizará en septiembre y que por consiguiente se debe tener una buena intervención para dejar grata impresión.