La mediocampista Miriam García consideró que la derrota que sufrió el equipo de Guadalajara ante Tigres de la UANL, es una llamada de atención para corregir a tiempo en la recta final del Torneo Apertura 2018 de la Liga MX Femenil.

“Los goles no fueron jugadas del rival sino errores nuestros, teníamos que pasar por una situación así para aprender y que no nos vuelva a pasar”, dijo.

Destacó que las condiciones de la cancha mojada no fueron las mejores para disputar dicho encuentro, algo que también originó jugadas peligrosas y que terminó con la expulsión de cuatro jugadoras, dos por cada bando.

“Creo que entramos sin concentración y sin afán de justificarnos, el terreno de juego fue para ambos equipos, al inicio no se veía bien, la cancha estaba muy encharcada y la verdad es que no se debió jugar así, eso propició que al final se ensuciara el partido”, apuntó.

Aceptó que el duelo con Tigres ha tomado tintes importantes en lo que se refiere a animadversión deportiva, y que ejemplo de ello fue el encuentro que sostuvieron la noche del lunes.

“La rivalidad entre Chivas y Tigres se ha convertido en un enfrentamiento especial porque siempre peleamos el liderato general, hemos tenido partidos muy intensos y creo que eso se reflejó una vez más en la cancha”, estableció.

Destacó lo importante que es dejar de lado ese revés y enfocarse en reencontrarse con el camino de la victoria el jueves cuando visiten a Querétaro. “Tenemos que dar vuelta a la página porque tenemos una jornada doble y ya tenemos que pensar en el partido en Querétaro”, señaló.