Pese a que sufrió una parálisis facial del lado derecho del rostro, el mediocampista Diego de Buen afirmó que valió la pena sufrir una pausa en su recuperación, para ayudar a Santos laguna a conquistar el título del Torneo Clausura 2018 de la Liga MX.

“Viene esta parálisis que aún no me deja estar al cien, pero nada me impidió estar en esta fiesta, nadie se quiere perder estos momentos y quería pasar a la eternidad. Vale la pena este sufrimiento por un campeonato”, dijo.

Aceptó que la obtención de este campeonato es resultado del trabajo y sacrificio que hizo todo el equipo desde que comenzó la pretemporada el año anterior.

“Hay mucho sacrificio, mucho compromiso, son dos cosas de tantas otras que tiene este grupo, mucha disciplina, muchos fracasos, muchos valores que se ven reflejadas con este titulo”, apuntó.

Destacó la unión que se dio entre todos los niveles de la institución coahuilense, de la cual también fue participe su afición, a la que agradeció el respaldo que siempre les ofrecieron.

“Se hizo una unión increíble entre jugadores, cuerpo técnico, directiva, y por supuesto la afición, que es un pilar, hoy le pusimos una última pieza al rompecabezas. Desde el 5 de diciembre nos enfocamos en este día y que mejor que consagrar este éxito”, sentenció.