Victoria Azarenka quiere romper ayuno de títulos en Acapulco

Con casi tres años sin ganar un título, la tenista bielorrusa Victoria Azarenka llegó con "wild card" al Abierto Mexicano de Tenis en Acapulco, en espera de que termine con esa racha.El torneo de...

Con casi tres años sin ganar un título, la tenista bielorrusa Victoria Azarenka llegó con "wild card" al Abierto Mexicano de Tenis en Acapulco, en espera de que termine con esa racha.

El torneo de Miami en abril de 2016 fue el último que celebró Azarenka, quien está en territorio guerrerense por segunda ocasión en su carrera y en busca de saldar una deuda.

Y es que aquella vez llegó como máxima favorita y tuvo que abandonar el torneo por recomendación médica tras una lesión en la muñeca izquierda, luego de ganar su primer partido del certamen.

"Llego con expectativas de hacer una buena temporada, es difícil predecir resultados, pero trataré de ganar algún torneo, vamos a ver qué sucede", dijo la tenista de 29 años.

Su debut en Acapulco será ante la segunda favorita, la estadunidense Danielle Collins, lista para enfrentarla, "trataré de hacerlo lo mejor que pueda, vamos partido a partido, es un debut complicado".

"Vika", quien llegó al número uno del ranking de la Asociación Femenil de Tenis y ocupó el lugar por 51 semanas, vive ahora un momento diferente en su carrera profesional, pero con buenos recuerdos, como los dos Abiertos de Australia que logró en 2012 y 2013.

"Son buenos recuerdos, fueron buenos resultados, era una persona diferente, ocupan un lugar especial en mi corazón, pero ahora me enfoco en el momento actual y espero cosas buenas", comentó.

Ahora con un hijo de dos años y situaciones que implicaron cambios en su vida en los últimos tres años, espera retomar su nivel, volver a celebrar un título y disfrutar del tenis, consciente de que viene una nueva generación con tenistas importantes como la japonesa Naomi Osaka.

"Hay muchas jugadoras jóvenes con mucho potencial, con alto nivel de juego ahora, como Osaka", quien tiene en su haber tres títulos como profesional, incluidos el US Open de 2018 y el Abierto de Australia 2019.