Vela listo para hacer daño al Bilbao por cuarta ocasión en su carrera

Con el aporte de los mexicanos Carlos Vela y Diego Reyes, Real Sociedad visitará este domingo el campo de San Mamés para protagonizar el derbi vasco ante Athletic de Bilbao, por la fecha 25 en la...

Con el aporte de los mexicanos Carlos Vela y Diego Reyes, Real Sociedad visitará este domingo el campo de San Mamés para protagonizar el derbi vasco ante Athletic de Bilbao, por la fecha 25 en la Liga de España.

Puede ser un duelo especial para el quintanarroense Vela, quien solía encontrar con frecuencia la fórmula adecuada para cazar a los “leones”, pero las últimas dos veces que los enfrentó “se le fue viva la presa” y se quedó con ganas de anotarles.

Sin embargo, para esta nueva cita tratará de retomar la buena relación que tenía con la meta “rojiblanca”, en la cual marcó en 2012, 2013 y 2014, siempre siendo parte de resultados en los cuales puntuó su equipo.

Y es que en los últimos siete combates, los de San Sebastián obtuvieron por lo menos una unidad; los cuatro más recientes terminaron en empate y los tres antecedentes más frescos en San Mamés son positivos para el elenco “blanquiazul”, con saldo de un triunfo y dos igualadas.

Inspirados por esta buena racha, los donostiarras concluyeron hoy la preparación para este choque y después el entrenador Eusebio Sacristán reveló la convocatoria de 18 futbolistas con los cuales plantará cara a un club que está muy cerca de meterse en zona de puestos europeos.

Mientras el cuadro “txuri urdin” posee 30 puntos y se localiza en el décimo peldaño de la clasificación, los “leones” ostentan 35 unidades, las cuales los tienen instalados en la séptima posición.

La Real viene de tres victorias ligueras consecutivas, en tanto que los “rojiblancos” no pierden ante su afición desde hace cinco meses, cuando fueron víctimas de un 2-1 que les endosó Real Madrid; dato en el que se apoyarán para contrarrestar la motivación de sus rivales.

Además el conjunto de Ernesto Valverde viene de una grata satisfacción a media semana, ya que le ganó a domicilio al Olympique de Marsella en el primer capítulo de su eliminatoria de Europa League; aunque sin perder de vista el desgaste físico que implicó.