Con dos goleadores letales y una defensiva que jamás da por perdido, la selección de futbol de Uruguay aspira a recuperar la “garra” que la lleve lejos en la Copa del Mundo Rusia 2018.

Edinson Cavani, del Paris Saint-Germain, y Luis Suárez, del Barcelona, son dos atacantes que no cualquier representación puede presumir para este certamen mundial, por lo que los tratará de aprovechar para volver a la gloria.

Uruguay ya sabe lo que es coronarse en un Mundial, lo fue siendo sede en 1930 y en Brasil 1950 con el famoso “Maracanazo”, en 12 ocasiones ha participado en la Copa y en los últimos dos dejó buenas sensaciones.

En Sudáfrica 2010 quedó en cuarto lugar para regresar al mapa futbolístico en los últimos años y ser una representación nacional de cuidado y complicada para cualquier rival.

Si bien en Brasil 2014 se despidió en octavos de final, fue debido al catalogado el Mejor Gol, que hizo el colombiano James Rodríguez en un 2-0 a favor de los cafeteros sobre los charrúas.

Uruguay siempre es el oponente incómodo y en el papel no debería tener problemas para superar la primera ronda dentro del Grupo A en Rusia 2018, donde medirá fuerzas contra Egipto (15 de junio), Arabia Saudita (20 de junio) y al país sede (25 de junio).

La última ocasión que “La Celeste” quedó eliminado en las primeras de cambio fue en Corea-Japón 2002 y curiosamente también ocupó un lugar dentro del sector A.

Los charrúas clasificaron sin problemas a la Copa del Mundo 2018, lo hicieron como sublíder de la eliminatoria de la Confederación Sudamericana de Futbol (Conmebol).

Siempre estuvieron metidos entre los tres primeros puestos, sin que vieran en riesgo su participación 13, número cabalístico, en el máximo evento futbolero a nivel de selecciones.