La unidad en cada una de las Asociaciones y el trabajo conjunto con la Federación Mexicana de Taekwondo han permitido tener un deporte fortalecido, lo cual se ha mostrado con la actuación de competidores a nivel mundial y contar con atletas entre los mejores del orbe.

El presidente de la Federación Mexicana de Taekwondo, Raymundo González, reafirmó la unión que existe en el deporte, lo cual es fundamental para contar con buen nivel mundial y seguir bajo la misma línea en 2018.

En el pasado Congreso del organismo deportivo realizado en Cancún, Quintana Roo, las Asociaciones Estatales mostraron su apoyo y compromiso para seguir trabajando por una buena imagen del taekwondo.

Afirmó que cuando en el seno de un organismo existe el apoyo y la unidad, los resultados se ven reflejados en los atletas cuando salen a competir al extranjero en Copas del Mundo, Campeonato Mundial o Grand Prix.

Un ejemplo es que por 11 meses el taekwondoín Carlos Navarro se mantuvo como el número uno del mundo, y el coreano Tae-Hun Kim fue su más cercano rival.

Para el olímpico de Río 2016, el año que está por terminar fue el mejor desde que inicio en este deporte, tras lograr destacados resultados en competencias internacionales que arrancó en el Grand Prix final de Bakú, en diciembre del 2016.

Luego el chihuahuense se hizo de la medalla de bronce en el Campeonato Mundial de Mujú, Corea del Sur; plata en el Grand Prix de Rabat, Marruecos, que lo colocaron como uno de los mejores del mundo.

En menos de 58 kilos, Navarro ocupa la primera posición con 358.54 unidades, mientras que en el segundo lugar se sitúa el coreano Tae-Hun Kim con 329.78.

“Estoy contento por los resultados y sé que todos tenemos los argumentos necesarios para estar ahí. Quisiera agradecer a las personas que me han ayudado a estar en este gran momento de mi carrera deportiva”, declaró Navarro.

Aunque no ha competido en las últimas fechas, la triplemedallista olímpica, la sinaloense María del Rosario Espinoza, ocupa el tercer sitio en la división de los 73 kilos con un puntaje de 176.12; la líder es la serbia Milica Mandic con 253.84.

Pero además también figuran en la esfera mundial Itzel Manjarrez, cuarto lugar en menos 49 kilos con 252. 86 puntos, Briseida Acosta (+73 kg) es cuarta con 263.17; César Rodríguez (-54 kg) es cuarto con 178.37, Saúl Gutiérrez (-68 kg) es quinto con 192. 07. Bryan Salazar (-87 kg), quien es la novedad, es noveno con 103.85.

Alfonso Victoria, entrenador en jefe de la selección nacional, comentó que los resultados son más que positivos, no sólo para los competidores, sino para el deporte que va por buen camino al ciclo olímpico a Tokio 2020.

“Estamos trazando una estrategia para clasificar a más de cuatro a los Olímpicos de Tokio 2020 y vamos por buen camino en este inicio de ciclo olímpico”, expresó Victoria.

Apuntó que aunado a hacer que los atletas mexicanos se conviertan en peladores tácticos, lo cual es un factor primordial para conseguir esta meta.

En la primera estación a la cita japonesa, el taekwondo mexicano ya tiene definido al equipo para enfrentar los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Barranquilla 2018.

“La mayoría de los atletas ya han estado en selección nacional y cada uno sabe hasta dónde llegar para este ciclo olímpico. El taekwondo mexicano es potencia y así lo hemos demostrado en los Juegos Olímpicos desde Sídney 2000”, concluyó.