La Unión Ciclista Internacional (UCI) reafirmó hoy a sus agremiados algunos principios básicos que se aplican a los procedimientos antidopaje, con la finalidad de otorgar la mayor información en la lucha contra el uso de sustancias prohibidas.

La UCI, con sede en esta localidad suiza, precisó que el ciclismo se rige por las reglas del propio organismo con base en la lista de sustancias que prohíbe la Agencia Mundial Antidopaje (AMA) y apegadas al Código Mundial Antidopaje de la misma AMA.

Informó que la Cycling Anti-Doping Foundation (CADF) es el organismo independiente encargado por la UCI para definir y llevar a cabo la estrategia antidoping, en particular la estrategia de prueba, y cuando toma conocimiento de un Resultado Analítico Adverso notificará a los Servicios Legales Antidopaje de la Unión Ciclista.

Explicó que el Tribunal Antidopaje de la UCI decidirá si el corredor cometió una Infracción de le Regla Antidopaje y cuál será la sanción aplicable al competidor.

La decisión de ese tribunal de la Unión Ciclista Internacional puede ser apelada ante el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS), que tendrá el veredicto definitivo.