Último Guerrero defendió el título de peso completo del Consejo Mundial de Lucha Libre (CMLL) tras imponerse a Vangellys y al réferi Tirantes, quien buscó la coronación del retador.

En la lucha estelar de la función que se realizó la noche del lunes en la Arena Puebla, el líder de los "Guerreros laguneros" demostró su calidad de monarca y con la llave de sus triunfos, el "pulpo guerrero", consumó la defensa.

Desde el inicio el campeón mostró su inconformidad de que Tirantes fuera el réferi, y aunque pidió su salida no lo consiguió; el "Tanque alemán" aprovechó la situación y tras algunos minutos de lucha a ras de lona tomó ventaja con "suplex alemán" y cuenta de tres.

El Guerrero tuvo que remar contracorriente para defender su cetro y en la intermedia aprovechó un azotón y su clásico castigo para sacar la rendición del oponente, por lo que todo se definiría en la tercera caída.

Pese a la superioridad de Último Guerrero, cuando estaba cerca de imponerse al retador el conteo del Tirantes era muy lento, por lo cual el tercero sobre la superficie fue recriminado por la afición.

La variedad de castigos del "último de su estirpe" era notoria, pero el conteo lento siempre fue el mismo, y aunque Vangellys trató de reaccionar y sorprender, falló en el intento. Al final otro "pulpo guerrero" determinó la victoria para el aún monarca.

En el pleito semifinal, Carístico, Místico y Soberano Jr se impusieron a Mephisto, Ephesto y Luciferno, que desaprovecharon una ventaja inicial.

Los rudos tomaron ventaja con "alas del infierno" al capitán Místico, quien con sus compañeros reaccionó para igualar, pero en la definitiva el "Príncipe de plata y oro" recibió faul del "Kaiser del infierno" para la descalificación y derrota de los rufianes.