Decepcionada por la decisión de los jueces para perder el título mosca de la Organización Mundial de Boxeo (OMB), Monserrat Alarcón buscará una nueva corona pero en la división mínima, a la que pertenece.

“Sentí que hice las cosas bien, la boxeé bien, la hice fallar. Como se lo dije, la admiro, el trabajo lo supimos hacer ambas, pero el trabajo de los jueces no me gustó. Me voy triste, pero satisfecha con el trabajo que hice”, dijo Monserrat.

La noche del sábado en el Gimnasio Multiusos del Parque San Rafael, la “Ametralladora” Muciño venció a Monserrat por decisión mayoritaria con puntuaciones de 99-91, 98-92 y 95-95, mismas que criticó la excampeona mundial.

“Estoy decepcionada por la decisión de los jueces; ahorita no tenemos cabeza para pensar en planes, me hablaban de una revancha, pero si así fue la primera vez no sé qué vaya a pasar”, agregó, al tiempo de considerar que ganó ocho rounds de la contienda.

De la opción de bajar de división, dijo que le gustaría disputar el cetro mundial en paja, “ahorita dando muchas ventajas di una gran pelea, supongo que subió más divisiones y aun así le di una gran pelea, buscaremos más una pelea en peso paja”.

Su promotor, Héctor García, dijo que protestarán el resultado, consciente de que las cosas no cambiarán, y dejó en claro que quiere una pelea titular para Monserrat en las 105 o 102 libras.

“Mi objetivo es buscarle una pelea de título mundial en peso paja o átomo a la brevedad, no hubiéramos querido que pasara esto, sino ganar, renunciar al mosca e irnos por otro título, nos pone tristes, pero es el plan”, comentó.

Finalmente, descartó que se realice una revancha con Arely Muciño, pues solo le interesa que Alarcón Raya pelee en su peso, “enfrentó a una gran boxeadora en un peso que no es el suyo, no quedó a deber nada y todos estamos contentos por eso”.