Tomás Boy
El técnico Tomás Boy charla con Omar Bravo en una imagen de archivo. Jorge Arciga / NOTIMEX

Tomás Boy dejó en claro que su futuro está definido y es prácticamente un hecho que no se mantendrá en la dirección técnica del Atlas, al argumentar que ya está cansado por el estrés que le generó esta etapa de su vida profesional.

El estrés de manejar un equipo tiene sus bemoles  "Ya estoy cansado, estoy viejito, el estrés de manejar un equipo tiene sus bemoles y así estamos", dijo.

Afirmó que desde hace unas semanas ya sabía lo que iba a suceder al final de la participación de la "Furia Rojinegra" y que la directiva lo dará a conocer en esta semana.

"He tomado una decisión (ya hace un mes), sobre las cosas que me gustaría que me pasen en lo personal y a mi mujer, la directiva ha estado muy padre conmigo, buscándome, hemos trabajados fenomenal, pero ya hablé con ellos y seguramente mañana dirán lo que ya decidí", apuntó.

Asimismo, descartó que su futuro esté en los Tigres de la UANL, luego de los rumores que señalan que ocupará el lugar del brasileño Ricardo Ferretti.

"Para nada, están equivocados, estamos en época de rumores, pero por supuesto que no, categóricamente lo digo", declaró a un canal deportivo.

El portero estuvo azuzando al público

Por otra parte, dejó en claro que su reacción al final del partido de vuelta de cuartos de final, se dio porque el colombiano Carlos Quintero se burló cuando marcó la tercera anotación de su equipo.

"Se dieron hechos importantes, el portero (Oswaldo Sánchez) estuvo azuzando al público y que la televisión no captó, Quintero pasó frente a la banca y se burló de los jugadores, al grado que Bravo le fue a reclamar", explicó.

Agregó que "el tema es que se siguió burlando en el terreno de juego, cuando se despide hace una señal lo veo y me echo a correr, me detuvo su técnico y que bueno, se portó muy bien, con él, no tuve ningún altercado y lo felicito".

Finalmente, Boy descartó que esta celebración haya sido igual a la que tuvo él, en el "clásico tapatío", cuando su equipo derrotó 1-0 al Guadalajara.

"Celebre, pero en mi área técnica, como no vas a festejar un gol, ese día en Guadalajara celebré tranquilo, pero no fui a la banca, como es el caso de Quintero, que se burló. Es un tremendo jugador no había necesidad de hacerlo", aseguró.