A cuatro días del inicio de una nueva edición de la primera división de fútbol chileno todo está dispuesto para el inicio de un nuevo torneo largo, todos contra todos en dos ruedas, luego de 16 años sin un certamen de ese estilo.

En 2002 la máxima división del balompié chileno tuvo una revolución y su campeonato comenzó a ser en dos campeonato por año, con apertura y clausura, tal cual como lo es la Liga Mx (En México).

Tras varios años intentando volver a un torneo largo, en 2010 se volvió a jugar uno de ese estilo, pero solo sería un “veranillo de San Juan” que duraría solo aquella temporada.

A fines de 2017, el consejo directivo de la Asociación Nacional de Fútbol Profesional, decidió que desde 2018 se vuelva a jugar un torneo extenso, con calendario propio y no emulando el europeo, donde en junio el periodo de transferencia es más extenso.

Ante dicha situación los equipos comenzaron a reforzarse con el objetivo de tener un plantel amplio que les permita jugar en dos y hasta tres frentes (torneo local, Copa Chile y Copa Libertadores o Sudamericana).

En ese sentido, Colo Colo aparece como uno de los favoritos en la competición. Actual campeón del torneo de Transición 2017, tiene un plantel que con tres jugadores marca la diferencia en el ámbito local: Esteban Paredes, Jaime Valdés y Jorge Valdivia.

A esos referentes, se sumará en las próximas horas el volante Carlos Carmona, quien arribó desde el Atlanta United (Estados Unidos), el portero juvenil Bryan Cortés y se espera por la llegada del mediocampista Cesar Pinares y el argentino Marcos Angeleri.

Por otra parte, su archirrival, Universidad de Chile, se quedó con el venezolano Yeferson Soteldo, de gran año en Huachipato llegó como la gran figura del Transición, a él se le sumará el panameño Armando Cooper.

El denominado “tercer grande” de Chile, Universidad Católica reestructuró su plantel con el arribo del entrenador español Beñat San José y cuatro jugadores con los que esperan repetir la hazaña de la temporada 2016-2017 cuando fueron bicampeones de la primera división.

El eterno goleador uruguayo Sebastián Abreu, en tanto, vestirá los colores de Audax Italiano y junto con ello batirá el récord del futbolista que ha militado en la mayor cantidad de equipos en el ámbito profesional con 26 escuadras distintas.

Con todo esto a cuenta, el fútbol chileno está listo para comenzar una nueva y apasionante competición que traerá consigo la instauración de un nuevo sistema de campeonato tras 16 años.