Atlante tiene un pie en la Primera A: Pierde 2-0 con Tigres

  • Los Potros están a seis puntos de Puebla y faltan 9 por disputarse.
  • Alan Pulido metió los goles de la UANL a los minutos 45 y 91 (penalti).
  • José Francisco Torres y Alberto García fueron expulsados.
  • ESTADÍSTICAS: Atlante vs Tigres
Alan Pulido celebra uno de sus tres goles ante el Atlante, en el juego de Cuartos de Final realizado en el Estadio Universitario del 19 de marzo de 2014.
Alan Pulido celebra uno de sus tres goles ante el Atlante, en el juego de Cuartos de Final realizado en el Estadio Universitario del 19 de marzo de 2014.
Juan Carlos Pérez / NOTIMEX

Atlante está ya sólo a un paso del descenso, luego de perder en casa 0-2 ante Tigres de la UANL, que, en cambio, se ilusiona con la liguilla, en partido que cerró la actividad de la fecha 14 del Torneo Clausura 2014 de la Liga MX.

Tigres llegó a 17 puntos y aún sueña con la Liguilla Los goles del triunfo fueron obra de Alan Pulido, al minuto 45, y al 91, este último por la vía del penal, con lo que los de la "Sultana de Norte" llegaron a 17 unidades, en tanto los "azulgrana" se quedaron con 18 y a seis puntos de Puebla en la tabla de porcentajes, cuando faltan nueve por disputarse.

Cuando un equipo que lucha por evitar el descenso es incapaz de hacer valer su condición de local, es casi imposible que logre la permanencia, y eso es precisamente lo que prácticamente tiene sentenciado a este Atlante.

El cuadro cancunense sufrió su segundo revés, a cambio de solo dos triunfos, en el estadio Andrés Quintana Roo y parece que ya solo es cuestión de tiempo para que pierda la categoría.

Luego que Atlas y Puebla sumaron esta semana, la obligación de los "azulgranas" era de ganar, sin embargo, en la cancha no tuvieron los argumentos para merecer las tres unidades.

Los de Ferreti fueron superiores

De hecho, fue el cuadro visitante el que tomó el control de las acciones y el primer aviso serio sobre la meta local se dio casi en la primera media hora del juego, en un disparo del argentino naturalizado mexicano Lucas Lobos, que reventó la base del poste derecho.

No funcionaron los cambios azulgranas La posesión del esférico siguió en poder de la visita, que pudo reflejar en el marcador la superioridad mostrada en una acción en la que Pulido recibió un balón en las afueras de área.

El atacante regio se quitó al paraguayo Salustiano Candia para abrir el espacio y sacar un derechazo pegado al poste contrario, imposible para Yosgart Gutiérrez, al minuto 45.

Para el complemento, el técnico local, el argentino Pablo Marini, decidió mover sus piezas con los ingresos de Paul Uscanga y Carlos Acosta, sin embargo, aunque fue cierto que tuvieron más tiempo el esférico, sus argumentos para abrir la defensa visitante fueron nulos.

Mientras la visita apostó por el contragolpe para aumentar su ventaja, pero tampoco con mucha prisa, sabían que mientras el reloj avanzara y mantuvieran a raya a su rival, el viento soplaba a su favor.

Ya con un cuadro local volcado al frente de manera completamente desesperada, y ambos equipos con diez hombres, los regiomontanos finiquitaron las acciones con una infantil falta dentro del área de Héctor Morales sobre Pulido, que se decretó como pena máxima.

El propio Pulido se encargó de cobrarlo al fondo de las redes para amarrar el triunfo y dejar a Tigres todavía con posibilidades de liguilla, en tanto Atlante necesita de un milagro para evitar el descenso por tercera ocasión en su historia.

El arbitraje estuvo a cargo de Roberto García, quien tuvo una labor aceptable. Expulsó de roja directa a José Francisco Torres (87), por Tigres, y a José Francisco García (87), por Atlante.