El dueño de Tiburones Rojos de Veracruz, Fidel Kuri Grajales, consideró que las diferencias que mantenía con la Federación Mexicana de Futbol (FMF) han quedado atrás y ahora mantiene una buena relación con la directiva del organismo.

Señaló que no hubo ningún tipo de castigo de parte de la FMF y las diferencias fueron relacionadas con la participación en las reuniones de dueños de equipo realizadas y en las cuales tuvo algunas limitaciones.

“No soy hombre de rencores, una cosa es que como dueño del equipo (Veracruz) participar en las juntas de dueños y otra cosa es lo deportivo. Realmente se confundió el castigo y quisieron agarrar parejo y ya llevo varias asistencias”, declaró.

En relación con el panorama de equipo de cara al torneo Apertura 2018, Kuri Grajales comentó que se tomarán algunas determinaciones para tener un equipo competitivo y, asimismo, aseveró que se sigue bajo la misma tesitura de sumar para evitar el descenso.

“Necesitamos de buscar la manera de alejarnos del descenso. Vamos a ver qué hay en el mercado y analizaremos las posibilidades, habrá bastantes bajas”, sostuvo el directivo en el llamado Draft de futbolistas.

Refirió que el uruguayo Egidio Arévalo no entra en planes del timonel Guillermo Vázquez y se debe respetar las decisiones tomadas por el técnico en este tipo de situaciones.

Por otra parte, se dio a conocer que el conjunto veracruzano jugará los viernes de local a las 19:00 horas.