Motivado luego de proclamarse Campeón Universal del Consejo Mundial de Lucha Libre (CMLL), el Terrible enfatizó que no le temblará la mano para firmar un contrato y apostar su cabellera ante Niebla Roja.

Dolido tras su revés la noche del viernes en dos caídas al hilo, Niebla Roja lanzó el reto por las cabelleras al "Ingobernable", quien lo aceptó y aseguró que está dispuesto a dejar pelón a su oponente.

"A mí tampoco me tiembla la mano, lo he dicho, para eso son los retos, siempre me he demostrado por ser uno de los mejores, no me arrugo ante nadie, con todo gusto si me está retando es porque ha de querer que lo mande pelón a su casa", dijo Terrible.

Satisfecho porque atraviesa un buen momento en su carrera con los "Ingobernables" y a nivel personal, aseveró que él no buscará rivalidades ni retos, pues esos llegan solos y él solo se dedica a demostrar que es uno de los rudos más temidos de la empresa.

"Todas las oportunidades llegan solas, yo no las busco, me llegan en charola de plata, que venga el que quiera, cuando se trata de humillar lo hago en el ring y con calidad, tengo colmillo largo y retorcido, demostré rudezas y la gente me ovacionó, se fueron con buen sabor, me gusta luchar para la gente y que vuelva a llenar la arena".

Finalmente, comentó que su triunfo sobre Niebla Roja fue sin trampa, "simplemente le gané en el centro del ring". Y se siente feliz porque volvió a proclamarse monarca del certamen luego de siete años, pues en 2012 venció en la final al japonés Tanahashi.

"Volví a renacer, salí de las cenizas como el ave fénix y volví a ganar, hace siete años no lo ganaba, empezamos con el pie derecho el año y estamos listos para los nuevos retos que vengan, Terrible está para eso y más", concluyó.