El técnico de América, el argentino Ricardo La Volpe, destacó la entrega de sus jugadores en la victoria 3-1 sobre Santos Laguna, partido que debían ganar de forma obligada y que los tiene cerca de la liguilla, la cual será “una guerra”.

En conferencia de prensa luego del partido disputado en el estadio Azteca, el timonel reconoció que estaban molestos y tristes luego de la eliminación en Copa MX ante Guadalajara, por lo que era una obligación derrotar a Santos.

“Hoy teníamos que sacar la casta y ganar como sea, era ganar o ganar, no había otra para dar vuelta a la hoja. Estamos en la pelea y veremos en que posición terminamos” rumbo a la “fiesta grande”, dijo el estratega.

Prácticamente clasificados a la liguilla, aseguró que en las próximas dos semanas reforzará su idea de juego, “el capitán dijo que faltaban tres batallas antes de ir a la guerra, se ganó la primera y faltan dos más, después la guerra será en la liguilla”.

Finalmente, luego que a media semana criticó al arbitraje al manifestar que a Chivas le habían regalado el gol en el partido de la semifinal de la Copa MX, porque Alan Pulido estaba en fuera de juego, hoy fue más mesurado luego de que el silbante Jorge Antonio Pérez Durán le marcó un penalti inexistente al cuadro azulcrema.

“Son humanos y se pueden equivocar, como se equivocaron antes y ahora pueden hacerlo. Hay que ser ecuánimes, fue lo que dije, a veces te ayudan y otras no, son seres humanos que se equivocan y en muchos lugares pasa lo mismo”, concluyó.