Técnico Juan Antonio Pizzi, en busca de revancha con un reto complicado

Si un deporte suele dar revanchas es el futbol y el técnico argentino Juan Antonio Pizzi la tendrá y de forma inmediata, sin embargo, será con un reto bastante complicado llamado Arabia Saudita.El...

Si un deporte suele dar revanchas es el futbol y el técnico argentino Juan Antonio Pizzi la tendrá y de forma inmediata, sin embargo, será con un reto bastante complicado llamado Arabia Saudita.

El sueño de un jugador es representar a su país en una Copa del Mundo y para un técnico es el mismo inclusive, aunque no sea con su combinado nacional, por lo que Pizzi no dudó en tomar las riendas de la selección árabe ya clasificada para Rusia 2018.

Su trayectoria como timonel en los últimos años dio un giro de 360 grados, en un santiamén fue volteado a ver, dirigía al León en México, con el que no pudo conseguir los objetivos.

No obstante, dejó el proyecto porque se le apareció la oportunidad de entrenar a la selección de Chile con un amplio talento de jugadores y campeona de la Copa América, sabía que en sus manos tenía una oportunidad de oro para pensar en grande.

En enero de 2016 fue confirmado como sucesor de Jorge Sampaoli para dirigir a La Roja con la firme intención de clasificar a la Copa del Mundo Rusia 2018 y refrendar el título de la Copa América.

Todo comenzó con el pie derecho, a mediados de ese 2016 conquistó el título de la histórica Copa América Centenario para que Chile se confirmara bicampeón una vez más derrotando en la gran final a Argentina.

Ese trofeo logrado por Pizzi y compañía elevaría la confianza para afrontar las eliminatorias mundialistas de la Conmebol y encarar la Copa FIFA Confederaciones Rusia 2017 de la mejor manera y en dicho certamen previo al Mundial llegó a la final, misma que perdió contra Alemania por un apretado 1-0. Un meritorio segundo lugar.

Pero la historia cambiaría, el camino a Rusia 2018 fue tormentoso y hasta en la última fecha sufrió un batacazo, Chile fue eliminado y por ende Pizzi fue despedido, un golpe duro para una camada de jugadores con gran talento y una mancha importante en la trayectoria del estratega hispano-argentino.

Eso parecía que dejaba a Pizzi sin la posibilidad de dirigir su primera Copa del Mundo, había dejado escapar la oportunidad con la eliminación sorpresiva del combinado andino, pero se le apareció una segunda ocasión para estar en el Mundial y fue de inmediato con el llamado de Arabia Saudita para estar en Rusia 2018.

Chile no estará en suelo mundialista, pero sí Pizzi con los llamados “Hijos del Desierto”, en lo que será un gran reto, pues con un plantel inferior espera responder a las expectativas y al menos sumar un punto dentro del Grupo A.

En éste último, se medirá al anfitrión Rusia, Uruguay y Egipto, aunque el técnico podrá presumir de haber dirigido en una Copa del Mundo con una selección con nada que perder y mucho que ganar, servirá para su currículo.