El técnico interino de la selección de Costa Rica, Ronald González, consideró que la derrota sufrida ante México se debió a que en la segunda mitad no pudieron contener a los jugadores que entraron de cambio en el partido efectuado en el estadio Universitario.

“Sin ninguna duda fue un buen partido para nosotros, para cultivar este crecimiento en el que estamos, el resultado no es bueno, perdemos el partido y siento que nos faltó más de resistencia en el segundo tiempo.

“Fue dinámico, los cambios hacen diferencia por los costados y se define en un penal, hubo situaciones para México, hicimos variantes, por momentos estuvimos más cómodos, el empuje del equipo local fue más, esas variantes nos faltó contenerlas de mejor forma”, declaró.

Al término del cotejo correspondiente a la actual fecha FIFA, el timonel resaltó que su equipo pudo cambiar varios sistemas de juego dentro del terreno de juego, pero insistió en que el resultado no era el esperado.

González dijo que ahora tendrá que charlar con el nuevo técnico de la selección costarricense, Gustavo Matosas, dado que hasta el momento no ha podido hacerlo.

Añadió que para su siguiente compromiso utilizará a otros jugadores, precisamente para que Matosas tenga oportunidad de observar a más elementos desde la tribuna.