El técnico de la Selección Mexicana de Futbol Sub 20, Diego Ramírez, aseguró que ante Aruba deberán ser contundentes para clasificar a la segunda ronda del Premundial de Concacaf, boleto que aún no aseguran.

México goleó 8-0 a Granada este jueves para seguir en la cima del Grupo B con 10 unidades, las mismas que Jamaica pero con mejor diferencia de goles (+19 y +10) para el Tri, obligado al triunfo el sábado en el último duelo de la primera ronda para evitar cualquier sorpresa.

"No podría asegurarlo aún (su calificación), queda un partido que es muy importante, el cual tendremos que salir a ganar y no sólo ganar, sino tratar de ser contundentes para que esa diferencia de goles juegue a nuestro favor", dijo.

Al término del encuentro realizado en las instalaciones del IMG Academy de Bradenton, Florida, el estratega inicó que el empate del martes con Jamaica arrojó conclusiones que demuestran que el Premundial es complicado.

"Después de cada partido tratamos de sacar conclusiones y ese partido nos arrojó muchas para corregir y sobre todo nos recordó que así es la eliminatoria, que es peleada y que hay rivales que son más fuertes que otros".

Satisfecho con lo disciplinado y comprometido que es el grupo, aseveró que ve bien a sus pupilos pese a la intensa carga de partidos, pues han jugado cuatro duelos en una semana y aún falta el choque del sábado.

"Los veo bien, independientemente del formato del torneo en donde hay que hacer cambios obligados, rotaciones, dosificaciones, que eso muchas veces afectaría al rendimiento colectivo, creo que hasta ahora no ha afectado", añadió.