Luego de sufrir su primer descalabro en la Liga Española de futbol, con la derrota 1-2 ante Éibar, el director técnico de Villarreal, Fran Escribá, pidió a sus pupilos mantener la ilusión y esperar el futuro con optimismo.

Hasta este domingo, Escribá y sus dirigidos gozaban de una racha de 12 duelos sin conocer la derrota en la temporada 2016, nueve en el campeonato local y tres en la Europa League, situación por la cual aceptó que la caída en el Estadio Municipal de Ipurúa tuvo un significado importante, aunque sin llegar a ser definitivo.

“Se acepta la derrota como lo que es y ahora hay que pensar en lo siguiente. Nos fastidia, pero ya hay que pasar la página; nos han remontado y el partido nos duele, y aunque fuimos por el resultado, al final no pudimos”, explicó en conferencia de prensa.

Asimismo, el entrenador del “submarino amarillo”, club donde milita el mediocampista mexicano Jonathan dos Santos, reconoció que eran conscientes de que la derrota podía llegar en cualquier momento y tras 10 jornadas lamentaron tener su primer sinsabor.

“Es un mal día, pero tenemos que aceptar que es parte de la competencia; ojalá fuera la última, pero lo lógico es pensar que una derrota iba a llegar. Ahora, lo mejor es enfocarnos en ganar el siguiente partido”, aseguró.

La siguiente prueba para dos Santos y Villarreal será el equipo turco de Osmanlispor, con el que se medirán el jueves 3 de noviembre en El Madrigal; en partido que el estratega valenciano prevé como apretado ante la necesidad de ambos cuadros por acercarse a la siguiente ronda del torneo europeo.

“El partido del jueves es complicadísimo. Osmanlispor es un equipo muy peligroso, que intentará salir a la contra, será un partido para equivocarse poco”, finalizó.