El triunfo de último minuto que logró la selección de futbol de Alemania sobre Suecia representa un golpe positivo en el aspecto anímico, aceptó el técnico germano Joachim Low.

“Una victoria así puede ser importante para el espíritu de esta selección, espero que nos dé fuerza e impulso para el resto del torneo. Nunca perdimos la esperanza de poder cambiar el rumbo y ganar este partido", dijo.

El estratega aseguró que el resultado fue justo por esa ambición que mostró su escuadra, así como el desempeño que tuvo.

“Lo merecimos, fue intenso, tremendo. El equipo se esforzó pese a estar en desventaja. El partido ha sido como un thriller, lleno de emociones, de subidas y bajadas, hasta el mismísimo silbatazo final”, estableció.

Admitió que le generó una gran alegría la anotación de la diferencia lograda por Toni Kroos, luego que recordó que una falla de él generó el tanto del conjunto escandinavo.

“Estoy muy feliz por Toni Kroos, ya que tuvo responsabilidad en el gol de Suecia y por lo general no comete estos errores. Su lanzamiento de falta fue de clase mundial”, sentenció.