Los mexicanos Uriel Adriano, Paulina Armería y Anel Félix consideraron que el torneo selectivo de taekwondo para los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Barranquilla 2018 será reñido y complicado en cada una de las divisiones.

El monarca mundial en Puebla 2013 agregó que en todas las categorías se verán combates intensos, porque todos buscan su pase a Barranquilla, la primera estación rumbo a Tokio 2020.

“En mi categoría es una de las más difíciles, donde están los dominicanos y los cubanos”, refirió.

Expuso que para eso ha llevado una buena preparación, ya que el objetivo es lograr el pasaporte centroamericano, “en lo personal voy por mi tercera asistencia”.

México aspira a obtener las 16 plazas a Barranquilla 2018 y para lograrlo cada mexicano deberá llegar mínimo a los cuartos de final.

“Las rivales también se están preparando para esto y no hay que descuidarnos de ninguna de ellas”, sostuvo Paulina Armería, quien compite en la división menor a los 57 kilos.

Al igual que Adriano, la competidora se prepara de manera intensa para aspirar al cupo y desde luego dejar en claro el nivel competitivo de México en este deporte, “será difícil y que nadie nos regalará nada, y hay que pelear con todo para conseguir el boleto”.

La selección nacional tiene planeado trasladarse a Monterrey el próximo fin de semana. El 5 de marzo se realizará el pesaje, mientras que el 6 y 7 del mismo mes se realizarán las competencias.

“Es algo nuevo para mí competir en un clasificatorio a centroamericanos, ya que a Veracruz 2014 calificamos director por ser sede, pero estamos preparados para enfrentar ese compromiso”, señaló Anel Félix.