Sin triunfo en séptima tarde Temporada Grande en Plaza de Toros México

Sin triunfadores concluyó hoy la séptima corrida de la Temporada Grande 2017-18 en la Monumental Plaza de Toros México, luego que los tres rejoneadores alternantes brindaron una buena labor, pero al...

Sin triunfadores concluyó hoy la séptima corrida de la Temporada Grande 2017-18 en la Monumental Plaza de Toros México, luego que los tres rejoneadores alternantes brindaron una buena labor, pero al final se fueron sin trofeos.

Estuvieron en este cartel, los jinetes mexicanos Emiliano Gamero, Luis Pimentel y Sebastián Torre, junto a los grupos de los Forcados de Alcochete de Portugal, y los Forcados de Mazatlán, todos con una digna y aceptable participación.

Se lidiaron seis ejemplares de la ganadería de San Marcos, todos con una buena presencia física y con un juego bastante irregular y desigual en términos generales.

Abrió Emiliano Gamero con "Don Leo" de 511 kilos, con el que logró un monta discreta, pero valiente, en la que siempre estuvo por encima de su rival. Batalló para matar, y al final se fue con una ovación.

Con su segundo toro, "Don Octavio" de 482 kilos, Emiliano Gamero mejoró en los tres tercios, hasta lograr una monta más arriesgada y variada en suertes, sin embargo, al final volvió a estar mal con la espada para dar una merecida vuelta al ruedo.

Luis Pimentel también batalló con su primer toro, "Don Quico" de 487 kilos, luego que el burel poco colaboró, por lo que terminó con palmas, luego de sufrir con el rejón mortal.

Con su segundo burel, "Don Javier" de 502 kilos, Pimentel mejoró su monta, luego que el toro fue más colaborar y obediente, de ahí que pudo hilvanar variadas suertes sobre sus cabalgaduras. Estuvo mal con la espada y todo quedó en vuelta al ruedo.

Sebastián Torre esuchó palmas en su primer turno con "Don Lalo" de 485 kilos, un toro que lo puso a prueba y que le complicó la papeleta. Con "Don Chuy" de 525 kilos, tuvo detalles en su monta, la cual volvió a ser discreta, para salir al final con ovación.

Los Forcados de Alcochete y los Forcados Mazatlecos se fueron con sendas ovaciones, luego de conseguir la pega en los primeros intentos, de forma arriesgada y muy valiente.