Checo Pérez (McLaren) saldrá séptimo en el GP de Mónaco, tras la jornada de calificación del sábado, marcada por la lluvia. Esteban Gutiérrez lo hará en el sitio 19.

La pole es de nuevo para Nico Rosberg (Mercedes), que irá seguido por su compañero Lewis Hamilton y por el alemán de Red Bull Sebastian Vettel. Es la tercera pole para el piloto alemán, que intentará llevarse el triunfo y recortar distancias con el liderato en el Mundial de pilotos, que ostenta Vettel. El de Mercedes podría revalidar el triunfo que su padre consiguiera en el mismo circuito hacer 30 años.

Mark Webber (Red Bull) saldrá cuarto y Kimi Raikkonen (Lotus) saldrá quinto. 

Fernando Alonso (Ferrari) saldrá sexto, antes de Pérez, y después Adrian Sutil (Force India), Jenson Button (McLaren) y Jean Eric Vergne (Toro Rosso). Felipe Massa (Ferrari) saldrá desde la última plaza tras sufrir un accidente en los libres.

Los mejores tiempos de la Q1 alternaron con continuas banderas amarillasLa sexta prueba puntuable del Mundial encontró en el laberinto de Montecarlo una buena dosis de emoción. Con la lluvia, el terreno se volvió abrupto, aunque ya lo fue sin ella. Los mejores tiempos de la Q1 alternaron con las continuas banderas amarillas. Lewis Hamilton (Mercedes), Marc Webber (Red Bull) o Grosjean se turnaron con el mejor tiempo hasta que Pastor Maldonado (Williams) cerró en primer lugar. Mención especial para el francés de Lotus, que firmó el primer puesto a las primeras de cambio, después de que los mecánicos arreglaran su monoplaza durante la mayor parte de la Q1.

El juego de neumáticos fue el quebradero de cabeza para la segunda tanda. Webber, Button, Nico Rosberg y Vettel, que finalizó con el mejor tiempo, pelearon por acabar en primera posición. Alonso sufrió. Con intermedios en pista, debió cambiar a los secos para pasar la criba. Estuvo fuera, pero sus dos últimas vueltas valieron, al contrario que a Grosjean, Hulkenberg (Sauber), Ricciardo (Toro Rosso) o Maldonado, eliminados.

Cuando todo parecía decidido en la Q3, Nico Rosberg volvió a demostrar que Mercedes es una realidad.