Podio del GP de Italia de Fórmula 1
Sebastian Vettel, Fernando Alonso y Mark Webber, en la ceremonia del champán en el podio del GP de Italia de Fórmula 1. ANTENA 3

El alemán Sebastian Vettel (Red Bull) reforzó este domingo su liderato al ganar este domingo, el Gran Premio de Italia, la duodécima de las 19 pruebas del Mundial de Fórmula Uno, que se disputó en el Autódromo de Monza y en la que el español Fernando Alonso (Ferrari) concluyó segundo. El mexicano Checo Pérez terminó 12º, seguido del regio Esteban Gutiérrez.

Vettel logró su sexto triunfo del año al cubrir las 53 vueltas que se dieron al templo de la velocidad italiano —de 5.793 metros—, para completar un recorrido de 306.7 kilómetros, en un tiempo ganador de una hora, 18 minutos, 33 segundos y 352 milésimas, a una media de 234,2 kilómetros a la hora.

El alemán ganó por delante de Alonso y de su compañero australiano en Red Bull, Mark Webber, que acabó tercero y los acompañó en el podio.

Massa, cuarto

Cuarto fue el brasileño Felipe Massa (Ferrari), por delante de los alemanes Nico Hülkenberg (Sauber) y Nico Rosberg (Mercedes).

El australiano Daniel Ricciardo (Toro Rosso) fue séptimo, justo delante del francés Romain Grosjean (Lotus), en una prueba en la que los ingleses Lewis Hamilton (Mercedes) y Jenson Button (McLaren) también entraron en los puntos, al acabar en los puestos noveno y décimo. Raikkonen fue undécimo.

Vettel lidera ahora el Mundial con 222 puntos, 53 más que Alonso y con 81 sobre Hamilton.

El próximo Gran Premio, el decimotercero del año, se disputará el 22 de septiembre en el circuito de Marina Bay de Singapur.

Checo, decepcionado

McLaren regresó a su realidad, tras no ser el auto competitivo que su prestigio marca, ni en el que se sienten cómodos en la batalla por entrar a los puntos, expuso Sergio Pérez tras el GP de Italia.

Fue una tarde decepcionante, y creo que merecía algo más que estoEl mexicano apuntaba para una tarde en la que se podía soñar con no sólo entrar a los puntos sino algo más, sobre todo por la buena velocidad que se les había visto el sábado, y su último recuerdo de Monza, donde se subió al podio aplaudido por un legendario como Nikki Lauda.

"Fue una tarde decepcionante, y creo que merecía algo más que esto. Fui golpeado por detrás en la curva uno y tuve que acortar la chicane, desafortunadamente. Después, durante la carrera, fui bloqueado por Ricciardo", explicó Checo.

Señaló que si bien la velocidad era buena aunque en las rectas no iba como debía porque no tenía demasiada estabilidad, el monoplaza no pudo explotar su potencial, además la parada que hicieron fue tarde, lo que les quitó sumar unidades.

"Paramos una vuelta más tarde de lo planeado, y perdí mi posición con Jenson cuando la parada no fue lo suficientemente bien. Desde entonces, estuve en un trenecito de coches, y sin la ventaja en recta, no pude pasar a nadie", apuntó.