A tres semanas de su pelea, el boxeador tijuanense Luis Nery se mostró ansioso de enfrentar nuevamente al japonés Shinsuke Yamanaka y ahora sí retirarlo de manera definitiva del pugilismo, seguro que apenas empieza a escribir su historia.

“Estoy súper seguro de que volveré a vencerlo y no le quede ninguna duda a Yamanaka y a su equipo y se retire ahora sí para siempre del boxeo, es mi tiempo y apenas voy empezando a escribir mi propia historia”, dijo el pugilista rumbo a su pelea del 1 de marzo.

Este martes, el campeón gallo del Consejo Mundial de Boxeo (CMB) realizó un entrenamiento abierto a los medios de comunicación en el gimnasio Mayen, en el que mostró rapidez y potencia rumbo a su primera defensa titular.

El pugilista invicto (25-0, 19 KOs) hizo tres rounds de sparring con Carlos Fontes y los hermanos Juan Carlos y José Carlos Sánchez, episodios en los que se vio explosivo y con muchos reflejos; también hizo cuatro rounds intensos de manoplas, con poder y velocidad.

“Estamos listos a tres semanas, ha sido una excelente preparación, muy completa, nutriólogo, cheff que me prepara mis alimentos, todos orgánicos, preparador físico, médicos, mi entrenador y excelentes sparrings, estoy en peso, ya ansioso por demostrar de nuevo que soy mejor que Yamanaka”, comentó.

“Pantera” Nery destronó a Yamanaka el pasado 15 de agosto en Japón, aunque dio positivo en un control antidopaje por consumo de carne contaminada, por lo cual no fue castigado, pero el organismo verde y oro ordenó la revancha directa.

Será el próximo 19 de febrero cuando Luis viaje a territorio japonés, vía San Diego, para aclimatarse rumbo a su pleito titular, “adaptarnos a cambio de horarios y cumplir con eventos promocionales al combate”.