El alemán Sebastian Vettel consiguió su quinta victoria de la temporada en el Mundial 2013 de Fórmula Uno al llevarse el Gran Premio de Bélgica, donde el mexicano Sergio Pérez terminó undécimo y su compatriota Esteban Gutiérrez decimocuarto.

El alemán competó los 44 giros del circuito belga con un tiempo de 1:23:42.196, seguido por Alonso, que llegó 16,8 segundos más tarde, mientras que Hamilton se distanció en diez segundos del español.

Vettel se puso líder prácticamente desde las primeras curvas, al superar a Hamilton, que partía con la pole en el trazado belga y tuvo que soportar el adelantamiento del alemán al pasarse de frenada en una de las primeras curvas. El ritmo del tricampeón del mundo fue insoportable después para todos sus rivales.

Por su parte, Sergio Pérez volvió a sufrir en esta pista, donde el año pasado un incidente lo dejó fuera en la largada, y este domingo una sanción considerada "muy rigorista" tras un pique con Romain Grosjean, quien debió salirse de la pista, le impidió pelear por los puntos.

Sergio marchaba dentro del top-10, pero el "Drive Throught" que tuvo que hacer en la vuelta 19, impuesto por los comisarios, lo mandó al sitio 18, desde donde pudo reponerse pero se quedó al margen de los puntos en el sitio 11.

En tanto, Esteban Gutiérrez había sido el piloto que más lugares había ganado durante la carrera al meterse en la novena plaza desde el sitio 21, pero el Sauber no rindió al nivel que se esperaba y en la segunda parte de la carrera se desplomó en sus tiempos para culminar en 14.

El ritmo de Vettel fue insoportable para todos sus rivales

Alonso trepó hasta la quinta posición de salida para recuperar otros tres puestos más durante la carrera, con un ritmo en su Ferrari superior al del Mercedes de Hamilton, que no demostró durante la carrera la punta de velocidad que habitualmente muestra en las vueltas de clasificación.

El alemán Nico Rosberg (Mercedes) fue cuarto y el australiano Mark Webber (Red Bull) quinto, en un circuito en el que el único abandono de entre los favoritos fue el del finlandés Kimi Raikkonen (Lotus), el piloto en activo con más victorias en Spa-Francorchamps, que sufrió problemas desde la salida con sus discos de freno y tuvo que dejar la carrera en la vuelta 26.

Con la victoria de hoy, la segunda de su carrera en Spa y la trigésimo primera de su carrera, el alemán es más líder del Mundial de Fórmula uno con 197, 46 por delante de Alonso, que tiene 151, mientras que Hamilton queda con 139, a doce puntos del piloto español de Ferrari.