El alemán Sebastian Vettel logró este domingo para Ferrari, que no ganaba desde hace 686 días, la victoria en el Gran Premio de Malasia, segunda prueba del Mundial de Fórmula 1, tras someter en la pista de Sepang a los poderosos Mercedes del británico Lewis Hamilton y el alemán Nico Rosberg, que lo acompañaron en el podio. Por su parte, el mexicano Sergio Pérez terminó decimotercero.

Ferrari no ganaba una carrera desde el 12 de mayo de 2013, cuando el español Fernando Alonso, ahora en McLaren-Honda y que tuvo que abandonar la carrera en Sepang, se impuso en el Gran Premio de su país.

Sebastian Vettel se queda sólo a una victoria del récord de Ayrton SennaHa transcurrido un año, diez meses y 17 días desde ese triunfo. Vettel, cuatro veces campeón del mundo, pudo fin este domingo a una larga sequía de la marca italiana tras doblegar a Hamilton y Rosberg.

Vettel, además, llevaba 35 carreras sin estar en lo más alto de un podio, desde que como piloto de Red Bull ganó el Gran Premio de Brasil de 2013. El germano logró en Sepang su cuadragésima victoria en el Mundial, con lo que se queda a una del legendario piloto brasileño Ayrton Senna. El germano es el trigésimo octavo piloto que logra una victoria como piloto de Ferrari.

El finlandés Kimi Raikkonen, que incluso tuvo un pinchazo en la primera vuelta, logró remontar para colocar el segundo Ferrari en la cuarta plaza. Esta resurrección de Ferrari se resume en que la escudería italiana lleva dos podios en dos carreras, más de lo que lograron el año pasado (un podio en 19 carreras).

Fernando Alonso, que disputaba su primera carrera tras perderse el Gran Premio de Australia mientras se recuperaba del accidente que sufrió en la pretemporada, tuvo que abandonar por un problema mecánico en la vuelta 22 de las 56 de que constó la carrera. Su compañero, Jenson Button, también se vio obligado a abandonar.