Sebastian Vettel no dio opción a especulación alguna y cumplió con todos los pronósticos: ya es tetracampeón del mundo tras vencer en el Gran Premio de la India en una carrera que dominó de principio a fin, demostrando la incontestable superioridad de su coche y su fiabilidad en la conducción, sin errores.

Vettel, el único que ha saboreado el triunfo en las tres ediciones disputadas en el circuito indio de Buddh, que no estará en el calendario en 2014, sumó la victoria número 36 de su trayectoria profesional.

El podio se completó con Rosberg y Grosjean, lo que además supone que Ferrari pierda la segunda plaza del Mundial de constructores en favor de Mercedes.

Cuarto fue el brasileño de Ferrari Felipe Massa y quinto el mexicano Sergio Pérez (McLaren), que cumplió el pronóstico de realizar su mejor carrera del campeonato y fue uno de los pocos pilotos que optaron por partir con neumáticos medios.

Todo lo contrario para Fernando Alonso. El asturiano, que salía octavo, tuvo un toque en la primera curva con Mark Webber, que dañó su alerón delantero. Tras una carrera complicada, en la que estuvo siempre peleando puestos en la segunda mitad de la tabla, Alonso cruzó la línea de meta en undécima posición y no consiguió aspirar en ningún momento a retrasar el alirón de Vettel.

Abandonaron cuatro pilotos en la India, entre ellos Mark Webber

El venezolano Pastor Maldonado (Williams) y el mexicano Esteban Gutiérrez (Sauber) fueron duodécimo y decimoquinto en el GP de la India, una prueba que abandonaron un total de cuatro pilotos, entre ellos el australiano de Red Bull Mark Webber por problemas en la caja de cambios.

Con su nueva corona, Vettel se ha convertido, a sus 26 años, en el tercer piloto de la historia que enlaza cuatro títulos individuales seguidos, uniéndose a un club integrado por el argentino Juan Manuel Fangio y su compatriota Michael Schumacher.