Se despejarán dudas de quién es mejor, dice Julio César Chávez Jr.

El boxeador mexicano Julio César Chávez Jr. reiteró que tuvo que ceder prácticamente a todo para que se concretara la pelea con Saúl “Canelo” Álvarez, pero el 6 de mayo la afición despejará sus dudas...

El boxeador mexicano Julio César Chávez Jr. reiteró que tuvo que ceder prácticamente a todo para que se concretara la pelea con Saúl “Canelo” Álvarez, pero el 6 de mayo la afición despejará sus dudas de quién es mejor.

“Esta pelea es importante por todo lo que se ha generado, de quién es el mejor, si él o yo, es el orgullo (en juego), todo este tiempo que ha pasado la gente que dice quién es mejor, si él o yo, y el 6 de mayo se quitarán esas dudas”, comentó.

Acompañado de su padre Julio César Chávez, el hijo de la leyenda respondió a los cuestionamientos de la prensa rumbo al duelo que se realizará en la T-Mobile Arena, y reiteró que el orgullo es lo que estará en juego.

“El orgullo, toda la gente en México que ha pedido la pelea, lógicamente accedí a muchas cosas que me pusieron”, recordó “Julito”, quien dijo que la pelea había sido pactada en 165 libras y al final quedó en 164.5, “ese tipo de detalles (hicieron), pero cada quien tiene lo que se merece”.

Dijo que luego de su pelea del pasado diciembre, cuando peleó en 168 libras, siguió con sus trabajos, pues sabía que una contienda grande como esta llegaría, y en el mejor momento para ambos.

“Somos nombres conocidos a nivel mundial, el que se prepare mejor y tenga mejor estrategia va a ganar la pelea, depende de las estrategias y que vaya mejor preparado. No soy (James) Kirkland ni (Amir) Khan (rivales noqueados por Saúl), esta contienda es diferente”, comentó.

“Julito”, quien tiene récord profesional de 50-2-1, 34 nocauts, comentó que ha aprendido más de esos dos reveses que de todas las victorias y que esta pelea será importante para su carrera, “tenemos la experiencia necesaria para dar y brindar todo arriba del ring, puede definir lo que viene para mí, soy consciente de eso”.

Finalmente, destacó la gran experiencia de tener a su lado a un entrenador como Ignacio Beristáin, “con mucha experiencia y disciplina”, a quien eligió como una forma de homenaje y para que arriba y en las esquinas sea un duelo de mexicanos.