Santos Laguna busca regresar a la senda del triunfo luego de la derrota sufrida en la fecha anterior, y qué mejor que ante Cruz Azul en el regreso del portugués Pedro Caixinha a la comarca Lagunera.

El encuentro dará el cerrojazo a la fecha nueve del Torneo Clausura 2018 y está programado a disputarse este domingo en punto de las 18:00 horas en el estadio del TSM, donde el local intentará recuperarse del revés ante Diablos Rojos de Toluca.

Para sacar el resultado, los dirigidos por Robert Dante Siboldi deberán aprovechar la inercia del buen futbol con la que llegan a este compromiso y el hecho de estar en casa para hacerla pesar y quedarse con los tres puntos.

Sí el conjunto lagunero desea aspirar a mantenerse entre los cinco mejores equipo de la competencia, deberá aplicarse en el terreno de juego y hacer lo que le ha dado buenos resultados hasta el momento para ir por la cima general.

La escuadra albiverde ocupa en estos momentos el segundo lugar en la tabla de posiciones con 14 unidades, dos menos que el líder general América (16), entonces, el triunfo es lo que más le conviene y esperar a que Águilas caiga ante Xolos de Tijuana.

Sin embargo, Cruz Azul llega más que urgido de ganar pues no lo hace en las últimas seis jornadas y en este encuentro tratará de terminar con esa presión que ya se nota en cuerpo técnico como en jugadores, para bajarla un poco.

El técnico portugués Pedro Caixinha regresa a casa luego de su salida hace unos torneos, ahora al frente de la Máquina Celeste en espera de terminar con esa racha negativa ante su ex club que le tiene reservada una grata bienvenida.

El elenco cementero deberá mantener la cabeza fría para ir en pos del resultado que le devuelva la confianza y no volverse loco en ir al frente, aunque se espera que haya hecho lo ajustes necesarios al frente para mostrarse contundente.

Los resultados adversos obtenidos en lo que va del presente certamen, tiene al conjunto de La Noria en el escalón 15 de la general con sus ocho unidades, con problemas de descenso y muy lejos todavía de zona prometida.