La directiva del equipo mexicano Santos Laguna informó hoy que el argentino Emiliano Armenteros y el local Ulises Dávila “no entran en el esquema del plantel” y que les otorga todas las facilidades para que se ubiquen en otro club.

El mediocampista Armenteros denunció mal trato de Santos Laguna en declaraciones a un medio de comunicación de su país, donde dijo que la directiva de Guerreros no lo dejó entrenar en las instalaciones del club desde que el equipo empezó la pretemporada.

También se quejó que el club no le cubrió el último salario quincenal, a pesar de tener contrato por dos años y medio, y fue informado que los demás compañeros recibieron su sueldo a tiempo.

A su vez, el delantero Ulises Dávila, formado en las fuerzas básicas de Chivas de Guadalajara, emergió como una estrella a brillar con intensidad, pero se opacó en clubes Europeos Vitesse, Sabadell, Córdoba, Tenerife y Vitoria, y últimamente integraba el equipo Sub-20 de Guerreros.