El presidente deportivo del América, Santiago Baños, se quejó de la actuación del árbitro Fernando Guerrero durante la final de ida del Torneo Apertura 2018 de la Liga MX ante Cruz Azul.

Para el directivo azulcrema hubo aspectos que no se sancionaron de la manera debida, lo que pudo ser benéfico para las Águilas en este compromiso que concluyó empatado sin goles.

“Es una lástima que el arbitraje no esté a la altura de una final como la de hoy. Para los dos lados, no solo a favor nuestro, porque hubo dos penaltis en el primer tiempo sobre Bruno (Valdez), una expulsión a (Milton) Caraglio, una falta a Roger (Martínez) que no se marca”.

Ante la prensa en las instalaciones del estadio Azteca aclaró que “si no marcas eso no puede marcar la expulsión de Bruno (Valdez) en el segundo tiempo".

Prefirió no hablar mucho sobre el VAR, que pasó desapercibido para ayudar al árbitro central en algunas decisiones que pudieron cambiar el rumbo del partido.

“No me quiero meter en el tema del VAR. Hay gente encargada de eso, son responsables y esperemos que el domingo no suceda lo que vimos este jueves”.

Baños lamentó que dos elementos importantes en el once inicial del técnico Miguel Herrera como los colombianos Mateus Uribe y Roger Martínez se tuvieron que retirar lesionados, incluso el primero fue llevado directo al hospital por un problema en la rodilla izquierda.

“Obviamente son bajas importantes, han hecho diferencia a lo largo del torneo, pero hay que esperar el diagnóstico. Tenemos un plantel vasto, hemos jugado sin Mateus ni Roger en el torneo y hemos conseguido buenos resultados", estableció.