Pese a la derrota frente al América, el técnico del Atlas, el argentino Rubén Omar Romano, quedó tranquilo por el desempeño que mostró su equipo, ya que afirmó que su escuadra le jugó de igual a igual.

“Nos faltan aproximaciones y nos falta profundidad, se comportó bien defensivamente pero es un día de trabajo. Sí hay que trabajar, trabajamos el jueves en la tarde nada más, pero nos falta peso específico, debemos buscar que si vamos arriesgar tener gente arriba que pueda definir”, dijo.

Manifestó que su escuadra nunca fue menos que el conjunto capitalino, pero es evidente que todavía tiene muchos aspectos en los que deben trabajar.

“El equipo no tuvo miedo, ahora vamos contra Cruz Azul, pero ahora con una semana más de trabajo se debe ver un cambio, una cara más alegre a la ofensiva. El equipo peleó de tú a tú, por momentos peleó mano a mano”, apuntó.

Consideró que necesitan “salir con la pelota más dominada y no buscar tanto a Caraglio como se buscó y esperar el momento para ser más vertical; dentro de todo el equipo hizo un gran esfuerzo, tuvieron una gran actitud, pero falta, todo esto con trabajo y el día a día no tengo dudas que el equipo va a mejorar”.

“En la charla con los jugadores les dije que el campeonato empieza hoy, lo que pasó no existe, empezó hoy, se mejoró muchos aspectos peor nos falta mucho más”, sentenció.